acierto.com
Deuda

¿Pedir un crédito debe ser la última opción o el pan nuestro de cada día? ¿Endeudarse es intrínsecamente bueno o malo? Desgraciadamente no hay una respuesta tajante y definitiva, como tampoco existe el mejor seguro de coche, sino el mejor para ti, en tu situación y circunstancias concretas.

 

Existe una corriente económica que no solo no denosta la deuda, sino que “juega” con ella. Para los seguidores de esta filosofía la deuda puede ayudarte mucho a mejorar tus finanzas, pero para eso hay que ser atrevido y saber de economía. Se trata de endeudarse para generar una rentabilidad, devolver el dinero y generar una plusvalía. En este caso, la deuda sería buena si se obtiene rentabilidad. Por ejemplo se produciría cuando una familia compra una casa o una plaza de aparcamiento para ponerla en alquiler y obtener una amortización a medio o largo plazo.

 

Otros piensan que la deuda no es tan buena, sino que depende de las condiciones en las que se obtenga. Por ejemplo la deuda de los créditos rápidos a un interés del 40% no sería para nada buena y rozaría la usura. Tampoco sería aconsejable la deuda que se produce por un descubierto en cuenta, puesto que normalmente se suelen cargar altísimas comisiones. En cambio, una deuda a un interés comedido no tiene por qué se mala y nos podría ayudarnos en una situación complicada en un momento determinado. Por tanto la deuda sería buena en función de las condiciones particulares en las que se obtenga.

 

Por último están aquellos que aseguran que toda deuda es mala siempre. Si no puedes permitirte algo con tu propio sueldo o ahorros, es mejor prescindir de ello. Se trata de la actitud más conservadora, menos arriesgada, poco propensa a crearnos problemas financieros, pero también a proporcionarnos réditos.

 

Las tres corrientes pueden ser buenas dependiendo de las circunstancias económicas de cada uno. Muchos incluso han hecho de cada una de ellas su estilo de vida. En cualquier caso la coyuntura actual no facilita la obtención de crédito... O sea, que aunque quieras, probablemente no podrás endeudarte.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?  
 

 

También te puede interesar: