acierto.com
logo banco STC

Un ciudadano ruso le ha pagado al banco con su misma moneda. Los bancos están tan acostumbrados a redactar los contratos e imponer sus propias condiciones que cuando Dmitri Agárkov modificó el contrato y lo remitió al banco con sus propias condiciones, los empleados del banco Sistemas Crediticios de Tinkoff (SCT) no se dieron cuenta y lo firmaron sin leer. El contrato modificado fijaba el interés en el 0% y añadía una cláusula que lo liberaba a Dmitri del pago de comisiones. ¡Ahora Dmitri es un héroe popular en Rusia!

 

Todo esto ocurrió en 2008, cuando el cliente envió por correo un contrato al banco Sistemas Crediticios de Tinkoff (SCT) en el que adjuntó un anexo con nuevas condiciones en letra muy pequeña. Agárkov escaneó el contrato del banco, pero cambió algunas cosas a su favor: fijó el interés en el 0%, eliminó la comisión por concesión del crédito y se liberó del pago de cualquier tipo de comisión.

 

Para rematar la jugada, sustituyó en el contrato la dirección de la página web donde se indican las condiciones generales del banco por una creada por él mismo que fijaba una comisión para el cliente si el contrato se incumplía o modificaba.

 

Los empleados del banco firmaron sin leer y meses más tarde intentaron reclamar al cliente los pagos de las condiciones habituales del crédito, es decir, le estaban exigiendo el pago de cuotas y comisiones que ya no estaban contempladas en el contrato.

 

En cuanto el banco se dio cuenta de lo firmado, amenazaron a Dmitri con denuncias por fraude, aunque por otra parte nadie le impide al cliente fijar sus propias condiciones en el contrato, que el banco firmó libremente. El hecho de que el banco no leyera el contrato que le devolvieron no es culpa del cliente.

 

Finalmente la sangre no llegó al río y banco y cliente han llegado a un acuerdo amistoso al margen de la vía judicial. Ambos se han comprometidos a anular sus reclamaciones de forma amistosa, puesto que la judicial podía salir muy cara para el ex policía ruso, quien ha animado a sus conciudadanos a no seguir su ejemplo, puesto que la “broma” podía haberle supuesto grandes perjuicios.

 

Otras noticias de bancos interesantes: