acierto.com
Banco de España

Mal momento para pedir un crédito a los bancos. Además de las dificultades a la hora de concederlos, las entidades financieras están exigiendo intereses muy elevados. En el mes de abril, los créditos para el consumo se encuentran al 9,6%, según informa el Banco de España.

 

Los intereses no eran tan elevados desde febrero del año pasado. Los motivos se encuentran básicamente en las dificultades que tienen los bancos a la hora de financiarse en los mercados interbancarios.

 

Esta tendencia alcista la venimos observando especialmente durante todo este 2013. Las entidades financieras hacen así caso omiso a los requerimientos por parte del Gobierno y el Banco de España para que el crédito a las familias vuelva a fluir.

 

Claro está que sin crédito es imposible la recuperación económica. Este crecimiento de los tipos de interés provoca que a las personas nos cueste más dinero devolver un crédito concedido por un banco.

 

Problema de confianza

 

Detrás de todo este problema está la falta de confianza por parte de las entidades financieras. Según los datos del informe del BBVA de la situación del Consumo en el primer semestre de 2013, los créditos más afectados son las operaciones a menos de un año, que son las que presentan más riesgo de impagos.

 

Por el contrario, los créditos a medio y largo plazo ofrecen mayores garantías de devolución. Así, las operaciones firmadas hasta abril de 2013, un 27,9% fueron a plazos inferiores a un año, un 38,0% a un plazo entre uno y cinco años y un 34,2% a plazos superiores a los cinco años.

 

¿El Banco de España no puede hacer nada?

 

Conviene recordar que el tipo de interés es el “precio” que cobran las entidades de crédito por prestarte dinero. Este interés se calcula aplicando un porcentaje o tipo sobre el capital utilizado por el cliente. No podemos olvidar que las entidades son libres para ofrecer el tipo de interés que deseen, aunque lo lógico es que lo reduzcan si tienen buenas garantías.

 

Por otro lado están las comisiones. En los préstamos a muy corto plazo (menos de un año) hay entidades que los ofrecen a un tipo de interés cero pero su rentabilidad viene a través de las comisiones. Por eso, si estás interesado en contratar un préstamo de estas características conviene analizar detalladamente las ofertas desde todos los puntos de vista para evitar sorpresas.

 

Según el informe del BBVA, el futuro a corto plazo se presenta sin muchas esperanzas de cambio. La tendencia decreciente del crédito al consumo se espera que se mantenga durante los próximos meses.

 

Todo esto parece evidente, ya que a menos capacidad adquisitiva, un desempleo en máximos y la presión impositiva es de prever que el desapalancamiento de las familias continúe.

 

Por otro lado, entre las conclusiones del informe se observa que es posible que esta tendencia se vaya corrigiendo más adelante y que lleguemos a ver signos positivos gracias a los tipos de interés oficiales en niveles reducidos y a la progresiva disminución de las tensiones en el mercado.

 

No te pierdas tampoco: