acierto.com
Una oficina bancaria

La Asociación de Usuarios de bancos, cajas y seguros de España (Adicae) ha analizado más de 275 contratos bancarios de 52 entidades diferentes en su estudio "Análisis de Adicae de claúsulas abusivas en contratos bancarios 2013", encontrando casi medio millar de claúsulas abusivas, en las que la entidad financiera impone una serie de condiciones a sus clientes que limitan sus derechos, exoneran de responsabilidad al banco y obligan a los consumidores a sufragar y mantener costes y gastos muy elevados que no tienen la obligación de soportar.

 

Los contratos analizados por Adicae son de diversa naturaleza desde servicios bancarios básicos como contratos de tarjetas de crédito y débito, cuentas corrientes, ahorro a plazo y contratos marco hasta contratos de préstamos con garantía hipotecaria, de ahorro e inversión, contratos de crédito al consumo y préstamo personal que suman un total de 469 claúsulas abusivas.

 

Entre las entidades que han incluído este tipo de condiciones en estos contratos están Bankia, Liberbank, Banco Sabadell, Caixabank, Ibercaja, Sociedad Cooperativa de Crédito, Banco Mare Nostrum, Banco Popular, NCG Banco, Kutxabank, Banco Santander, CEISS y BBVA, lo que supone un gran porcentaje de la banca que opera en España actualmente. Pero esto no es todo también hay otras entidades como Cetelem, Cofidis, Ge Money Bank, Finanmadrid, Banque PSA Finance, UCI, Caja de Ahorros de Canarias, Caja Rural de Asturias, Banco Gallego, Caixa Penedés, Bankinter y Unicaja que cuentan con este tipo de cláusulas en sus contratos.

 

¿Pero cuáles son las claúsulas más utilizadas por las entidades bancarias? La condición bancarias más utilizada es la de las comisiones, que son cobradas de manera irregular, que son sobrevaloradas o incluso duplicadas. En este sentido te recomendamos que eches un vitazo a nuestra guía de comisiones para saber cómo puedes evitarlas.

 

Otras de las condiciones más utilizadas son las relativas a compensación de saldos injustificada, intereses abusivos y capitalización de los mismos y, por último, claúsulas en las que la entidad prevé que ha informado al consumidor, de modo que este acepta lo contenido en esa claúsula.

 

Con todos los datos recopilados, Adicae ha comunicado la existencia de estas claúsulas al Instituto Nacional de Consumo (INC), a la Agencia Catalana de Consumo, a la Comisión Nacioanl del Mercado de Valores (CNMV) y al Banco de España. A raíz de estas comunicaciones se advierte a los bancos de sus correspondientes irregularidades aunque sólo en algunos casos los bancos las corrigen.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?  
 

 

Más información: