acierto.com
Olli Rehn

La semana pasada el Fondo Monetario Internacional (FMI) propuso un gran pacto social y político en España por el que los trabajadores aceptaban una rebaja del sueldo del 10% en dos años a cambio de que las empresas crearan un buen número de nuevos empleos. Esta idea ha encontrado respaldo ahora en el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos de la Unión Europea (UE), Olli Rehn, quien en su blog habla de que habría que considerar la idea “por el bien de los millones de jóvenes parados españoles”.

 

No son pocas las veces que el FMI y la Unión Europea han tenido posiciones encontradas, pero esta vez parece que se han puesto de acuerdo en pedir un gran pacto en España para bajar los sueldos y reducir así la tasa de paro, que llega al 26% de la población activa. Esta iniciativa ha sido frontalmente rechazada por sindicatos y diversos partidos políticos españoles.

 

Según las simulaciones del FMI, que tiene un largo historial de equivocaciones reconocidas a sus espaldas como la fórmula de rescate usada en Grecia, una bajada general de los sueldos del 10% haría subir el producto interior bruto (PIB) 5 puntos en 5 años y se mejoraría el empleo en 7 puntos. Además, auguran que los precios caerían en torno al 5% en dos años y eso impulsaría de nuevo el consumo.

 

Rehn suscribe estos datos y va más allá. Pone como ejemplo lo ocurrido en Irlanda o Letonia, donde las reformas económicas junto a la devaluación interna de los salarios han acabado bien y asegura que aquellos que rechacen la propuesta al instante sin considerarla seriamente “cargarán sobre sus hombros la enorme responsabilidad del coste social y humano”.

 

En cualquier caso la bajada general de salarios no sería suficiente, España tiene, siempre según Rehn, que traspasar recursos de sectores como la construcción a otros más productivos como el sector exportador, así como seguir la senda reformista.

 

También te puede interesar: