acierto.com
La rentabilidad para las opciones más conservadoras de ahorro no pasan por su mejor momento. Varias son las entidades que en los últimos tiempos están rebajando el interés que ofertan para quienes quieran depositar sus ahorros en este tipo de productos. Entre los últimos en darle continuidad a esta tendencia se encuentra Novo Banco que ha rebajado la rentabilidad de sus cuenta de ahorro del 1,2% TAE al 1%.

 

Detallando de forma más pormenorizada las características de este producto se encuentra que el pago de intereses es de forma mensual, rentabilidad del 1% TAE para saldos inferiores a 25.000 euros. Ausencia de comisiones de mantenimiento, administración de la cuenta, ingreso de cheques, emisión o renovación de la tarjeta de débito ni de crédito (VISA Clásica). Finalmente, esta cuenta garantiza la devolución de hasta un 2% mensual del importe de los recibos de la tarjeta de crédito. Todas estas ventajas son a cambio de tener con Novo Banco una nómina o pensión no inferior a 2.000 euros mensuales y que el ahorro medio deposita en este banco no sea inferior a 25.000 euros en el mes.

 

Tendencia a la baja en la remuneración del ahorro

 

No es la primera rebaja que Novo Banco practica sobre su Cuenta de Ahorro en lo que va de año. Ya en febrero bajó en 40 puntos básicos el interés que ofrecía por este mismo producto pasando del 1,6% TAE al 1,2% desde donde se ha ejecutado este último recorte. Esta práctica no es ni mucho menos exclusiva de Novo Banco, sino que desde mayo de 2013 se ha generalizado entre las entidades financieras españolas, especialmente en lo que se refiere a la reducción de los intereses ofrecidos en los depósitos que permiten, a su vez,  a las entidades reducir las remuneraciones que otorgan en sus productos que son competencia directa de los depósitos para el ahorro más conservador como son las cuentas de ahorros.

 

En concreto, tomando los datos del Banco de España, se observa como ya a finales de 2012 se produce una caída a plomo del interés medio ofertado por las entidades financieras que operan en el mercado nacional y en prácticamente todas las referencias (depósitos hasta un año, entre uno y dos años y más de dos años). Actualmente, la rentabilidad media que ofrecen los depósitos a un año es del 0,42% en los depósitos hasta un años, del 0,51% para los comprendidos entre 1 y 2 años y del 0,5% para los superiores a dos años. (Ver gráfico, datos extraidos del Banco de España)

El motivo de este descenso responde en parte a los efectos de la política monetaria emprendida por el Banco Central Europeo que ha incidido en una caída generalizada de los tipos de interés entre los cuales se encuentran la remuneración de los depósitos. Pero también se puede apreciar un especial ahínco por parte de las entidades que operan en el mercado español de reducir la recompensa al ahorro por parte de sus clientes. Para darse cuenta de ello basta mirar la comparativa que hay entre el interés medio que en la zona euro se remunera a los depósitos y compararlo con el de las entidades españolas. Desde que comenzó, la tendencia a la baja el rendimiento que pagan los depósitos en la zona euro son 0,5 puntos porcentuales superiores a los que remuneran las entidades que operan en España.