acierto.com
Normativa SEPA

El próximo 1 de febrero entra en vigor en todo el territorio español la nueva Normativa SEPA, que responde a la iniciativa de crear una zona única de pagos en euros con el objetivo de que todas las transferencias y pagos en euros se realicen bajo las mismas condiciones y estándares, independientemente del país en el que se emitan. Pero, ¿en qué consiste esta normativa y cómo afectará a los consumidores particulares? En las siguientes líneas intentaremos poner un poco de orden en torno a esta normativa.

 

La Normativa SEPA permitirá que empresas, particulares y demás agentes económicos realicen sus pagos nacionales o internacionales en euros, siguiendo unos mismos estándares y teniendo los mismos derechos y obligaciones, independientemente del país en el que se realicen. De este modo nuestras transferencias e ingresos se equipararán a las realizadas en los distintos países de la Unión Europea (UE) que ya han adaptado esta Normativa y se logrará que haya una moneda y un sistema de pagos único en toda la Unión Europea, facilitando las operaciones realizadas entre países de la Eurozona.

 

¿Qué cambios introduce la Normativa SEPA?

 

Tal y como informa el Banco de España, con SEPA las tradicionales transferencias nacionales serán sustituídas por transferencias SEPA, las actuales domiliciaciones de recibos que realizamos comúnmente pasarán a ser adeudos directos SEPA, mientras que las tarjetas bancarias que utilizamos en la actualidad no presentarán ningún cambio.

 

Las cuentas bancarias pasarán a tener 24 dígitos y recibirán el nombre de IBAN

 

Pero esto no es todo, las cuentas bancarias tal y como las conocemos en la actualidad también cambiarán y dejarán de contar con 20 dígitos, pasando a ser una numeración de 24 dígitos que recibe el nombre de IBAN y que sustituye al clásico Código de Cuenta Corriente (CCC). Para obtener la nueva numeración deberás contactar con tu entidad bancaria, aunque también puedes conseguirla a través de este enlace.

 

También se estandarizan los plazos de ejecución, la fecha de valor y la disponibilidad de los fondos de las operaciones que realizas, de tal modo que en las operaciones emitidas, la fecha de valor será siempre posterior al cargo en tu cuenta, mientras que en las operaciones recibidas, la fecha de valor no podrá ser posterior al día hábil de recepción de los fondos por tu entidad y la disponibilidad de éstos será inmediata desde dicha recepción. Y por último, el plazo máximo de ejecución de las operaciones será de un día.

 

Por otro lado, las transferencias se realizarán conforme al nuevo código IBAN, mientras que los adeudos directos (las actuales domiciliaciones bancarias) continuarán rigiéndose por firmas de órdenes de domiciliación como hasta el momento, de tal manera que para que se anote un cargo en una determinada cuenta se debe contar con la autorización del titular de la misma. Y en lo que respecta a la devolución de recibos, los consumidores contarán con un máximo de 13 meses para solicitar la rectificación de operaciones incorrectas y un máximo de 8 semanas para devolver recibos autorizados en los que no se haya informado del importe o éste sea superior a lo que esperaba el consumidor, mientras que la entidad tendrá un máximo de 10 días para devolver cargos o rechazar devoluciones.

 

¿Cómo afectará la Normativa SEPA a los consumidores?

 

Como ya hemos comentado antes, el número de cuenta que conocemos en la actualidad pasará a llamarse IBAN y estará compuesto por 24 dígitos, de manera que es importante que los consumidores comienzan a familiarizarse con él ya que será con éste con el que tengan que realizar sus transferencias.

 

Sin embargo, en el caso del pago con tarjetas bancarias el sistema será el mismo aunque es fundamental que éstas cuenten con un chip EMV en lugar de la clásica banda magnética, lo que dará lugar a que introduzcamos nosotros mismos el código PIN de la tarjeta en los dispositivos electrónicos de los comercios. Para las domiciliaciones de recibos, que pasan a llamarse adeudos directos SEPA, el sistema será similar y para que se efectúen los correspondienes cargos en la cuenta bancaria, se precisará de autorizaciones expresas por parte del titular de la cuenta.

 

Tarjeta bancaria

 

Por último, la fecha de cargo y de valor de las operaciones cuentan con unos plazos establecidos, que ya hemos comentado, con la ventaja de que estos plazos serán iguales en todos los países y entidades. De este modo todos los consumidores contarán con los mismos derechos y obligaciones y actuarán en las mismas condiciones.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?  
 

 

Otras noticias que te pueden interesar...