acierto.com
Apenas un mes después de que el Santander importara de Reino Unido la Cuenta 1,2,3 que le permitió captar hasta 100.000 clientes al mes en el mercado británico. El resto de entidades españolas no se han quedado con los brazos cruzados y algunas entidades han decidido lanzar nuevas ofertas o prorrogar otras ya vigentes con el fin de evitar una posible fuga de clientes hacia el banco cántabro. Destacan a este respecto los movimientos realizados por BBVA, Bankinter y Banco Sabadell.

 

La más sonada ha sido la reacción por parte de la entidad presidida por Francisco González. BBVA no ha respondido con el lanzamiento de una contraoferta oficial pero si ha optado por un producto personalizado que la entidad negocia a nivel particular con sus clientes. Se trata del Depósito Azul 15+, un producto que originalmente ofrece un interés del 0,5% TAE pero que puede ascender hasta el 3% TAE a cambio de que se cumplan determinadas condiciones. Entre ellas destacan que los saldos deben de superar los 15.000 euros, a esto hay que añadir que el cliente debe domiciliar una nómina de 600 euros mensuales, una pensión de hasta 300 euros al mes o bien una prestación de desempleo por igual cuantía. Finalmente se exige el empleo de una tarjeta de crédito o de débito del BBVA siete veces con un lapso de al menos cuatro meses antes del vencimiento del depósito.

 

Bankinter no ha lanzado tampoco una nueva oferta, pero ha prorrogado el periodo de contratación de su Cuenta Nómina Bankinter al 5% TAE hasta el 30 de junio. Esta oferta sigue siendo de las mas atractivas otorgadas por una entidad española actualmente. Eso sí, ese 5% TAE que aparece en el nombre del producto es solo durante el primer año y para los 5.000 primeros euros que se ingresen en esa cuenta, con lo que la remuneración máxima por intereses al año es de 250 euros; en los sucesivos años la rentabilidad que otorga es del 2% TAE el segundo año y del 0% en los venideros. Para contratar este producto es necesario domiciliar una nómina o garantizar el mes el ingreso de al menos 1.000 euros al mes, se pide también la domiciliación de recibos y tener la tarjeta asociada a esta cuenta en activo.
 

La Cuenta Expansión del Banco Sabadell es otro de los productos que pueden plantar cara a la oferta del Santander. En su caso, no pretende competir en cuanto a rentabilidad sino que ha optado por explotar aún más su atractivo en la devolución de los recibos domiciliados con ella. De esta forma, este producto devuelve el 3% del importe cobrado en los recibos del hogar (que son luz, gas, Internet, teléfono fijo y móvil), el 2% del gasto del reportaje de gasolina. Se exige la domiciliación de una nómina garantice unos ingresos de 700 euros al mes como mínimo, y esta libre del pago de comisiones.

Por el momento estos han sido las reacciones más destacadas a la importación del Santander de su Cuenta 1,2,3, sin embargo dado el clima actual de fuerte competencia no es de esperar que mas entidades se suman a esta dinámica. Aparte el presente contexto ayuda al cliente a renegociar las condiciones de sus productos contratados y conseguir mayores ventajas.