acierto.com
Fachada del Banco de España en Madrid

La recomendación del Banco de España de moderar los intereses que recibían los ahorradores por sus depósitos ha tenido rápida respuesta en la mayoría de bancos nacionales con una nueva modalidad: los depósitos a trece meses. La razón la encontramos en que el Banco de España, de forma verbal, no escrita por el momento, ha impuesto a los bancos topes a la remuneración de los depósitos que serían del 1,75% la rentabilidad máxima para los depósitos a menos de un año, del 2,25% para uno a dos años y del 2,75% para los depósitos de más tiempo. Esto explica los depósitos a trece meses al 2,25%.

Lo más curioso es que esta medida afecta a los bancos nacionales, pero a esos bancos extranjeros con sucursales en España que no están sujetos a la normativa del Banco de España, sino a los bancos gubernamentales de sus respectivos países.

 

Esto podría dejar a los bancos españoles en una delicada situación para competir por los depósitos de los ahorradores. Por ejemplo el BBVA ya refleja en su página web que los depósitos a 1 mes se remuneran al 1,15 %, a tres meses, 1,25 %, a 6, 1,50 % y a 12 meses, al 1,75 % TIN, mientras que ING Direct sigue remunerando a los nuevos clientes con un 3,30 % T.A.E. durante los 4 primeros meses con su depósito naranja (pasado ese tiempo se remunera a 1,20% T.A.E.). Los bancos españoles tendrán que ingeniárselas con otros productos si las sucursales de bancos extranjeros deciden no acatar las directrices del Banco de España.

 

Los expertos aseguran que esta medida del Banco de España busca desincentivar los depósitos para que el dinero fluya hacia la deuda del Estado u otras formas de inversión como los fondos.