acierto.com

La presión que mete el Banco Central Europeo para bajar los tipos tiene también su parte negativa para el ciudadano de a pie y para el ahorrador más conservador. Así lo reflejan productos como los depósitos que llevan durante varios meses una tendencia a la baja y que en este mes de noviembre varias entidades han dado importantes tijeretazos a las rentabilidades que ofrecen.

 

Entre las entidades que más han recortado la rentabilidad de sus depósitos en este mes de enero destacan Enovanca a su Depósito Bienvenida, cuyo rendimiento pasa del 2% al 0,6% TAE; Caja Almendralejo  que reduce la rentabilidad de su depósito Cajalnet del 1,5% al 1,06% TAE; Banco Pichincha que ha hecho una rebaja de 0,35 puntos porcentuales generalizada al interés de todos su depósitos siendo el que actualmente da el mayor rendimiento un 1,15% TAE; BFS ha hecho también un recorte generalizado de sus depósitos, solo que en su caso algo más tímido -0,1 puntos porcentuales- siendo su actual rentabilidad más elevada del 1,5% TAE; y Bankinter que baja la rentabilidad de su Depósito Nómina del 1,25% al 1,20% TAE.

Otras entidades han optado no por recortar pero sí por poner la venda antes de la herida y aunque no han hecho recorte todavía, han aprovechado para ir avisando de que lo harán en un futuro próximo. Tal es el caso de ING Direct que ha mandado recientemente una carta a sus clientes avisando que bajará la rentabilidad de su Cuenta Naranja y Cuenta Ahorro Negocios al 0,2% TAE a partir del 1 de enero de 2016. Eso sí, por lo pronto parece que el Depósito Naranja de libra de la “poda”.

Pero como en casi todo, hay excepciones a la regla. En este mes las entidades que se han desmarcado de las rebajas de interés generalizadas está Banca Farmafactoring que ha lanzado un deposito asociado a la Cuenta Facto al 2,5% TAE. Este depósito además de la vinculación a la Cuenta Facto no tiene exigencias de ningún tipo más allá de que el dinero depositado no se puede sacar durante cinco años. La inversión está comprendida entre los 10.000 y los tres millones de euros y el pago de intereses es con una periodicidad mensual. Self Bank es otro de los “bancos rebeldes” y este mes lejos de aprovechar la gran cantidad de tijeretazos que sus competidoras han hecho sobre los depósitos ha decidido prorrogar hasta el día 30 de noviembre la comercialización del Depósito Self que otorga una rentabilidad del 3% TAE para una inversión máxima de hasta 15.000 euros siendo el plazo de hasta tres meses.

Ibercaja también ha querido diferenciarse de la tendencia mayoritaria y ha lanzado este mes un deposito a 6 meses que concede una rentabilidad del 2% exclusivamente para nuevos clientes. No obstante, esta oferta tiene una pequeña “trampa” y es que la rentabilidad original que da este producto es de sólo un 0,6% TAE pero se va elevando hasta un máximo de 2% si se realizan aportaciones a un fondo de inversión gestionado por Ibercaja. En concreto, la rentabilidad se eleva hasta un intervalo entre el 1,15% y el 1,76% TIN si las aportaciones netas al fondo suponen la mitad del saldo del depósito y si las aportaciones suponen una cuantía equivalente al saldo del depósito la rentabilidad concedida irá del 1,40% al 2% TIN.