acierto.com

Los datos de depósitos de familias y hogares han roto la mala racha que arrastraban desde comienzos de este año, en la que mes tras mes el volumen de dinero que los hogares mantenían depositado en los bancos ha ido decreciendo hasta que en este mes de marzo ha repuntado pasando de los 728.300 millones de euros en abril hasta los 728.931 millones en mayo.  No obstante, estableciendo la comparativa en términos interanuales la cifra de este mes de mayo frente a mayo del año anterior la cifra es más baja y por tanto ya son diez los meses seguidos que en términos anuales los datos de depósitos de las familias registran descensos.

Si bien es cierto que si miramos la serie histórica observamos que los datos de depósitos están en sus niveles más altos desde que hay registros de esta estadística, los datos actuales marcan un alejamiento significativo respecto al máximo histórico registrado en junio de 2014, cuando el total de dinero mantenido en depósitos por los hogares españoles sumaba unos 743.546 millones de euros.

Fuente: Banco de España y elaboración propia

Varios son los factores que inciden en esta caída del ahorro de los hogares en depósitos bancarios. Pero entre ellos destacan la caída a plomo de las rentabilidades que ofrecen este tipo de productos. Tal y como se puede ver en el gráfico tanto en los depósitos a plazo de un año, entre uno y dos años y más de dos años se aprecia un descenso del interés que remuneran al cliente desde mayo de 2013. Precisamente en este mes de mayo han tenido un ligero repunte que en cierta medida ha ayudado a que parte del ahorro de los hogares regresara a los depósitos bancarios.

Fuente: Banco de España y elaboración propia

Sin embargo, el panorama actual no invita a creer que este repunte de mayo pueda tener mucha continuidad en el futuro. Es más, a día de hoy se vuelve harto complicado encontrar depósitos que remuneren más de un 2% TAE, sobre todo teniendo en cuenta que a finales de junio dos ofertas como la cuenta nómina del Bankinter al 5% TAE (aunque se le denomine cuenta el producto por su naturaleza se le puede considerar como un depósito) y la cuenta Self de Selfbank que daba un rendimiento del 2,1% TAE han expirado su plazo de comercialización y a falta de que las entidades decidan -como ya ha pasado en anteriores veces- prorrogar el plazo de comercialización de sus productos se debe considerar ahora mismo que estas cuentas no figuran en el mercado.

En resumen, malos tiempos para los ahorradores conservadores. Quienes buscan tener una pequeña rentabilidad sin asumir apenas riesgos para su dinero difícil los tienen dadas las rentabilidades que actualmente ofrecen los depósitos y los bonos y letras del Estado. La política monetaria llevada a cabo desde los bancos centrales que incide en las caídas generalizadas de los tipos de interés produce este fenómenos conocido como represión financiera en el que quienes buscan un rendimiento aceptable para sus inversiones no le queda otra que hacerlo metiendo su dinero en productos que entrañen cierto riesgo.


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?