acierto.com
Malos tiempos para los depósitos en España como producto viable para remunerar el ahorro. Varios factores se han alineado en la actualidad para que cada vez la rentabilidad que otorgan estos productos a sus clientes sea cada vez menor y que ésta cada vez se acerque más al 0%. De esta forma, los depósitos dejarían de resultar un producto valido para poder remunerar el ahorro al no dar ninguna rentabilidad.

 

La cota del 0% se aprecia sobre todo en los depósitos a un menor plazo de tiempo aunque a plazos mayores a un año el descenso de las rentabilidades es también notorio. Los elementos que se han alineado para dar lugar a tal situación son la política montería expansiva del Banco Central Europeo (BCE) que ha provocado una caída generalizada de los tipos de interés en general, las recomendaciones hechas desde el Banco de España a las entidades de que recorten las rentabilidades que otorgan estos productos, finalmente la caída de los márgenes de intermediación de las entidades (diferencia entre el tipo de interés que cobran los bancos por prestar dinero y el tipo de interés que pagan a quienes depositan su dinero a en la entidad) hace que estas deban de compensar las caída del interés cobrado por sus créditos a clientes reduciendo el interés a pagar por el dinero que haya depositado en el banco.

 

En la actualidad en Alemania se han dado casos en los que el interés a aplicar a los depósitos ha sido negativo. Es decir, el interés de dicho producto lejos de remunerar al ahorrador le detraía dinero, actuando como si de una comisión más se tratara. A ese extremo no se ha llegado en España pero en aquellos depósitos a un plazo más corto de tiempo, con menor vinculación a la entidad y mayor disponibilidad de su dinero para el cliente la entidad se encuentra prácticamente en mínimos históricos. Tal es el caso del interés que otorgan los depósitos a la vista -que según los últimos datos del mes de mayo- la rentabilidad promedio que conceden es de solo 0,16%, cuando su media histórica desde que se recopilan estos datos es del 0,43%. (ver gráfico). 

 

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Banco de España  

El descenso de los tipos de interés de los depósitos en España ha sido bastante más acelerado que la de la media de la zona euro. La prueba de ello se observa comparando la evolución histórica del tipo de interés medio ponderado aplicado por las entidades bancarias españolas frente a la media ponderada de sus homólogas del conjunto de la eurozona. Los datos ponen de manifiesto que si bien, por lo general,  lo común es que las rentabilidades de los depósitos en España fuera ligeramente superior a la media del Área euro, desde noviembre de 2013 dicha tendencia se ha invertido. Es más, la caída de los intereses de los depósitos que ofertan las entidades españolas ha sido tan acelerada que en la actualidad el tipo de interés que estas ofrecen apenas llega a ser la mitad que el de la media del euroárea, un 0,44% frente al 0,88% en el mes de mayo. (ver gráfico)

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Banco de España y del Banco Central Europeo