acierto.com
Servicios de tarificación adicional

Poco a poco el sector de las telecomunicaciones ha evolucionado hacia las tarifas planas y las ofertas combinadas con todo en uno. Podemos disponer ya por relativamente poco dinero de tarifas planas de acceso a Internet, voz en el teléfono fijo e incluso en el móvil, con algunas restricciones, pero no todos los servicios entran en las tarifas planas ni tampoco todos los números de teléfono. Si no quieres que te cobren mucho más de la cuenta, lo que sigue te interesa y mucho.

 

Lo que no suele estar incluido en las diversas tarifas planas en ningún caso son los servicios de tarificación especial, que están regulados por la ORDEN PRE/361/2002, ley que desde el 2002 tiene como misión regular el tema e impedir una serie de abusos que se venían cometiendo.

 

¿Qué son los servicios de tarificación especial?

 

La ley estipula que “son aquellos que, a través de la marcación de un determinado código, conllevan una retribución específica y añadida al coste de servicio telefónico, por la prestación de servicios de información o comunicación determinados”. Recientemente la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) ha propuesto una actualización: “Son servicios de tarificación adicional aquellos servicios de comunicaciones electrónicas que supongan el pago por los consumidores de una retribución añadida al precio del servicio telefónico o del servicio de envío de mensajes en concepto de remuneración por la prestación de algún servicio de información, entretenimiento u otros”.

 

Tipos de servicios de tarificación especial

 

Los servicios de tarificación especial pueden ser de varios tipos:

 

  1. Servicios de tarificación adicional prestados por voz o a través de sistemas de datos a través de los números 803, 806, 807, 905 para servicios de voz y 907 para servicios sobre sistemas de datos.
  2. Servicios de tarificación adicional prestados a través de mensajes de texto y multimedia (SMS Premium).

 

¿Qué estipula la ORDEN PRE/361/2002?

 

¿Qué estipula la ley en torno a los números 900, 800 y los SMS Premium? Ley tiene por objetivo garantizar, entre otras cosas, las siguientes:

 

  • Información sobre las condiciones de prestación de los servicios. La información que se proporcione sobre el servicio debe comprender debidamente diferenciados todos y cada uno de los conceptos que repercutan en el precio que paga el abonado por la prestación del servicio, incluyendo todos los impuestos aplicables y, en su caso, el coste de establecimiento de llamada. Se hará especialmente referencia a los precios de acceso y todo tipo de cuota periódica de utilización y mantenimiento, con inclusión de información detallada sobre programas de descuento, planes, bonos y tarifas especiales. El operador la incluirá en lugar fácilmente localizable en su página de Internet.
  • Derechos de desconexión de determinados servicios: Si el abonado comunica al operador su intención de desconectarse de los servicios de tarificación adicional, éste tiene un plazo máximo de diez días para proceder a la desconexión. En caso de que no se produjera tras esos diez días por causas no imputables al abonado serán de cargo del operador los costes derivados del servicio.
  • Facturación de las llamadas de conexión a Internet. La factura telefónica deberá contemplar el desglose del coste de todas las llamadas de conexión efectuadas mediante la marcación de números atribuidos al servicio de acceso a Internet correspondientes a los servicios cuya facturación dependa del operador que proporcione el acceso al abonado, siempre que el abonado lo solicite. Dicho desglose será gratuito, pudiéndose agrupar en un concepto conjunto todas las llamadas efectuadas para la conexión a Internet cuando la factura no se suministre a través de Internet.

 

La ley estipula muchas más cosas, que se pueden consultar en el Boletín Oficial del Estado.

 

¿Cuánto cuestan los servicios de tarificación especial?

 

En cuanto a los precios de los números 900 y 800 así como los números gratuitos de empresas de luz y gas y hicimos hace un tiempo un artículo sobre ello, pero os lo volvemos a recordar brevemente:

 

  • Números 900 y 800: Estos son de cobro revertido automático, lo que signficia que para el que llama no hay coste (No confundir con los números (905, 806, 807... hablamos solo de los números que empiezan por 800 y 900).
  • Números 902: El usuario que realiza la llamada paga el coste íntegro de la llamada, que es un poco más cara que una llamada provincial y más barata que una nacional. Las empresas se benefician de poder tener centralizados sus servicios de atención al cliente en este número, de forma que aunque sus fijos cambien, el 902 no lo hará, pero no ganan dinero si les llamas a un 902, el dinero va al operador. Es conveniente buscar números nacionales alternativos que sí suelen estar incluidos en las tarifas planas y, una vez más, es conveniente llamar desde un fijo para obtener el mejor precio.
  • Número 901: Son número de coste compartido por la empresa y el usuario, de forma que es más barato que llamar a un 902. Es conveniente llamar a estos números desde un teléfono fjo.
  • Números 905: Son los números de los concursos de la televisión, preparados para recibir un gran número de llamadas o televotos en un corto período de tiempo. Llamar a este servicio tiene un coste por llamada que oscila entre los 0,30 euros a 1.20 si se llama desde el fijo y 0,75 y 1,65 si la llamada se realiza desde un móvil. Estos números tienen una normativa específica que los regulas desde 2008 (BOE 12-12-08).
  • Números de tarificación adicional: Con estos números es con los que hay que tener más cuidado. Son los números que empiezan por 803, exclusivos de adultos, 806, de ocio y entretenimiento, y los 807, que ofrecen servicios profesionales. El cuarto número es el que determina el precio a pagar. Hasta el euro al minuto se puede acceder libremente, pero los códigos 803, 806 y 807 seguidos por las cifras 6, 7, 8 ó 9 son los que tienen mayores precios y su acceso debe ser solicitado expresamente al operador.
  • Los 118: Son los números cortos más populares y ofrecen información al usuario. Estos números no están regulados, por lo que el precio puede variar mucho de uno a otro, aunque sí está regulado que una locución te informe de las tarifas. Llamar al 11818, el número de Telefónica, el gratis desde las ya casi extintas cabinas de teléfono.
  • Números 907: Son números de acceso a Internet con tarificación adicional.

 

La regulación además impone una duración máxima para los servicios de tarificación adicional para proteger al usuario. Deben tener una duración máxima de 30 minutos, excepto los destinados a la infancia, que deben cortarse a los 8 minutos, y los destinados a concursos, que pueden tener al teléfono al usuario un máximo de 5 minutos.

 

Mucho cuidado con los SMS Premium y las estafas

 

En la actualidad existen diversas estafas en torno al SMS Premium que pronto se resolverán por ley eliminado el hecho de que se pueda inscribir a un servicio de estas características de forma automática o por Internet. Tendrá que ser el propio usuario con marcación física el que contrate estos servicios. Hasta que llegue esta ley, habrá que tener mucho cuidado con las estafas que funcionan facilitando el número de teléfono por Internet con cualquier excusa, como conocer los resultados de algún test o participar en un concurso. Puede que nuestro número acabe contratando sin nuestro conocimiento un servicio SMS Premium que puede resultar realmente caro.

Si nos han inscrito en uno de estos servicios, nos cobrarán por recibir SMS. Para evitarlo hay que enviar un SMS de respuesta con la palabra BAJA. Si el usuario no se dio de alta en ese servicio conscientemente, se debe presentar una reclamación al operador para conseguir todos los datos sobre el servicio SMS Premium para posteriormente con ellos reclamar ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones.

 

Cosas que no están incluidas en las tarifas planas de móviles

 

Existen muchas tarifas planas para el móvil que se dicen “ilimitadas”, pero en realidad tienen algunos límites que es preciso conocer. Por ejemplo, Amena, la marca de bajo coste de Orange, ofrece por 19,95 euros al mes una tarifa que anuncia que puedes “llamar y hablar sin límites”, aunque luego informa que solo se puede hacer a un máximo de 150 destinos distintos al mes. Pasado ese límite las llamadas se empiezan a cobrar a 10 cént./min (IVA incl.) con coste de establecimiento 18 céntimos (IVA incl.).

Algo parecido sucede en Yoigo. Su tarifa “ilimitada” incluye llamadas a 300 números distintos al mes. A partir de esa cifra se facturan las llamadas a 14,52 cent/min y 18,15 cent de establecimiento de llamada.

Muchas tarifas además incluyen bonos de datos. En este caso es preferible contratar una tarifa que, después de agotar los datos a máxima velocidad, permita seguir navegando, aunque sea a una velocidad mucho más baja. La tendencia es que que esta tarifa plana ilimitada cada vez está desapareciendo más de las ofertas de los operadores, que prefieren tarificar el exceso de datos para mejorar sus cuentas de resultados.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?