acierto.com
teléfono fijo moderno

El organismo oficial CNMC, Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia 2013, ha anunciado que desde hoy los usuarios van a disfrutar de unas portabilidades más rápidas si deciden cambiar su teléfono fijo. El tiempo de portabilidad para líneas fijas se reduce de 5 a un solo día laborable y, en el caso de que la línea tenga banda ancha asociada, el plazo es ahora de 6 días como máximo en vez de 11.

 

Se reducen así los plazos de espera por parte del cliente, pero no es la única mejora. Ahora cancelar la portabilidad será más sencillo puesto que otra novedad es que el operador que gana al cliente (el operador receptor) está obligado a informar al usuario de cuál es el día límite para cancelar su portabilidad.

 

Hasta ahora, los usuarios no conocían cuál era el momento límite para poder “arrepentirse” del cambio de operadora. Para poder cancelar la portabilidad, el usuario tiene que dirigirse al operador receptor, es decir, a aquel al que pensaba portarse.

 

El proceso de portabilidad de fijo y banda ancha es un poco más largo puesto que las operadoras implicadas, la que pierde el cliente y la que lo gana, han de realizar trabajos coordinados previos en la central telefónica para poder proveer el servicio de banda ancha.

 

Buenas noticias, pero no es suficiente

 

Buenas noticias por tanto para los usuarios, que disfrutarán de cambios más rápidos y mayor información y transparencia, pero para muchos aún no es suficiente. Es el caso de Facua, que asegura que si se incumplen los plazos marcados no pasa nada y que se deberían establecer indemnizaciones para los usuarios en caso de incumplimiento.

 

Facua asegura que, al igual que sucede en las portabilidades móviles, las operadoras están obligadas a indemnizarse entre sí a razón de 2 euros al día por los retrasos y problemas en torno a las portabilidades, pero paradójicamente el cliente no disfruta de esta indemnización.

 

Otros consejos de ahorro en telefonía: