acierto.com
Caída del precio del oro

La cotización del oro ha sufrido un tremendo varapalo en las últimas jornadas. Después de doce años de continuas subidas en el precio de este metal precioso, el pasado lunes la bolsa de Nueva York abrió con caídas superiores al 6,5%, llegando a su precio más bajo desde marzo de 2011. Muchas familias han tenido que vender sus joyas para llevar un poco mejor la crisis, pero hay que tener cuidado con el precio, puesto que puede que ya sea tan ventajoso como antes.

 

Antes de la espectacular bajada de estos días, a día 15 de abril el oro cotizaba a 1.490,29 dólares la onza. En apenas 24 horas descendió hasta los 1.353,51 dólares, es decir una caída de 136,78 euros. La cotización del oro en estos momentos ronda los 1.396 dólares la onza según Bullion Vault, cuando a primeras horas lo hacía a 1.379 dólares, por lo que parece conveniente esperar hasta ver si esta subida continúa.

 

Cotización oro

 

Todo comenzó la semana pasada cuando Chipre anunció que vendería parte de sus reservas de oro para poder pagar la factura del rescate. Esta situación ha provocado el temor de que otros países europeos con un alto nivel de endeudamiento se pudieran sumar a esta iniciativa. Ya se sabe, a mayores ventas bajan los precios. A esto se suma los malos datos del crecimiento de la economía china, uno de los mayores compradores de oro del mundo. El gigante asiático anunció que su economía había crecido un 7,7% en términos interanuales durante el primer trimestre de 2013, lo que supone dos décimas menos que en los últimos tres meses de 2012.

 

Se comienza a hablar de la burbuja del oro

 

Entre los analistas se comienza a hablar de una burbuja del oro, según algunas firmas como Societé Genérale y Deutsche Bank. La firma francesa en una nota publicada a principios de este mes señaló que teme un pinchazo de esta "burbuja" después de 12 años de continuas subidas.

 

Esta pérdida de atractivo hacia el oro rompe con la idea que históricamente se había tenido acerca de su valor como refugio. Ante una situación de de inestabilidad política y financiera en las principales economías de todo mundiales solía actuar como lanzadera de este producto.

 

Pocos tienen claro lo que va a suceder en el futuro. Todo quedará pendiente de la evolución que vayamos observando de la economía china y si realmente países como Chipre echan mano de sus reservas de oro para poder pagar sus astronómicas facturas.