acierto.com
gasolinera

Pese a que los precios de los carburantes han bajado en lo que llevamos de año, un 0.8% la gasolina y un 1,9% el gasóleo, lo cierto es que el margen de beneficio de las petroleras en la comercialización de los carburantes ha subido, un 25% en la gasolina, y un 11% el gasóleo. El motivo está en el descenso del precio crudo a nivel internacional y de algunos impuestos en algunas comunidades autónomas, un retroceso que no se ha llegado a ver en las gasolineras puesto que se han mantenido los precios de otras épocas.

 

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia lo deja claro en su estudio mensual muestra cómo Repsol, Cepsa y BP, las tres petroleras que imperan en nuestro país, cuentan con precios similares, que está dos o tres céntimos por encima de los precios que se ofrecen en las gasolineras independientes.

 

El margen bruto, el precio antes de impuestos menos la cotización internacional de referencia, en enero de 2014 superó al de enero del año anterior en un 25% en gasolina y en un 11% en el gasóleo, una variación del precio que no llegó a las gasolineras en la misma medida, por lo que el beneficio por litro de producto comercializado aumentó.

 

Y es que el precio de venta al público cayó, el litro de gasolina quedó en 1,4 euros mientras que el de gasóleo quedó en 1,35 euros. Sin embargo, el precio real antes de impuestos fue de 0,69 euros el litro de gasolina y de 0,74 euros el litro el gasóleo. Estos datos sitúan a nuestro país como uno de los países con el carburante más caro de Europa. Y si su precio final queda por debajo de otros países de nuestro entorno se debe a que este producto soporta menos impuestos que otros países del Viejo Continente. Aun así, el carburante en España es más caro que en países con un nivel de vida más alto como Francia.

 

Y eso que hay varias comunidades autónomas que han modificado el tramo autonómico del Impuesto sobre Carburantes. En Navarra y Madrid se ha eliminado, en el caso de la capital solo para los transportistas; en Cantabria se ha reducido a la mitad, mientras que en Galicia se ha subido al máximo.

 

La consecuencia de esos precios y de la crisis que atenaza a España desde hace seis años, es que en el último año la demanda de productos petrolíferos cayó un 5,7%, especialmente el fuelóleo, que tuvo un descenso del 14%. 

 

Imprescindible para ahorrar gasolina:

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?