acierto.com
Precios de los combustibles

El precio del barril de Brent, el de referencia en los mercados de Europa, se lleva abaratando desde comienzos de año. La cotización del crudo ha quedado por debajo de los 50 dólares por barril la semana pasada, algo que no sucedía desde mayo de 2009 y se mantiene por debajo de ese precio en lo que va de semana. ¿Qué consecuencias tiene esta bajada en el precio del Brent para los bolsillos de los conductores españoles?


El sentido común dice que esta bajada de precio del Brent, que ya acumula un 13 % en lo que va de año nuevo, debería redundar en un descenso en igual porcentaje del precio de los combustibles en las gasolineras. Sin embargo, aunque la rebaja en el precio se está produciendo, los descuentos en las gasolineras no son tan fuertes como cabría esperar. Repostar en España hoy es más barato que hace un año, y se espera que durante 2015 el precio seguirá bajando.

 

¿Cómo se puede explicar esta situación entonces? Pues se está produciendo lo que se denomina "efecto cohete y pluma". El término, acuñado por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), significa que los precios suben como cohetes en el momento en el que el precio del barril se dispara; sin embargo, bajan de manera lenta, como una pluma, cuando éste desciende.



Los grandes perjudicados de este efecto son, una vez más, los conductores, que ven cómo llenar el depósito de su coche continúa siendo caro para sus bolsillos. Las previsiones de los expertos en la materia dicen que el crudo continuará su descenso en este 2015, así que, aunque sea a medio o largo plazo, la rebaja del precio de las gasolinas llegará a las estaciones de servicio. 

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?