acierto.com
Unión Europea

El Consejo de Europa (CE) trae malas noticias para todos los conductores de la Eurozona. Según informa El Economista, Bruselas pretende incrementar el Impuesto mínimo para el gasóleo, que pasará de recaudar 330 euros por cada mil litros a 390 euros, lo que supone un incremento de 6 céntimos por litro que, sumado al IVA, supondrá una subida de 8 céntimos por litro.

Pero la gasolina no se escapa de esta subida, pasando de pagar 359 euros por cada mil litros a 362 euros, lo que supondrá un incremento de entre 1 y 3 euros por litro, sin contar el incremento procedente del IVA.

 

Las aerolíneas tampoco se librarán de este incremento en el precio de los carburantes. El precio del queroseno también aumentará de 330 a 392 euros por cada mil litros que, con total probabilidad, supondrá un incremento en el precio de los billetes de avión, incremento que será soportado por los consumidores. Sin embargo, el gas licuado será el más castigado por esta subida de impuestos, pasando de costar 125 euros por cada mil litros a 311 euros.

 

Y por si esto fuera poco, Europa también plantea que la electricidad que represente más del 50% del coste del producto tenga que tributar con el grave perjuicio que esto supondría para los grandes consumidores industriales. Estos impuestos sólo se aplicarán a plantas industriales que no estén cubiertas por el régimen de comercio de emisiones de derechos de emisión para repartir equilibradamente la carga de la reducción de emisiones.

 

La Unión Europea pretende reducir el consumo de las tecnologías más contaminantes

 

Con esta normativa, la UE pretende fijar un tipo impositivo mínimo para los productos que compitan entre sí, de manera que esos tipos impositivos sean iguales para los productos competidores como la calefacción o los carburantes de automoción. Así, el Consejo implantará un sistema de impuestos para los combustibles de calefacción y electricidad que se basará en el contenido energético del producto y los gases CO2 que emita. De este modo, se pretende reducir el consumo de estos productos más contaminantes, incitando al consumidor a cambiarse a tecnologías más limpias y menos contaminantes.

 

El Consejo de Europa espera que esta normativa esté aprobada y trasladada a las legislaciones nacionales de los Estados Miembros de la Unión Europea (UE) antes del próximo 31 de diciembre de 2014 para que pueda entrar en vigor el primer día de 2015.

 

En vista de esta nueva subida ahora más que nunca debemos pensar en alternativas de ahorro en gasolina como las que podrás encontrar en nuestra guía de ahorro en gasolina.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?