acierto.com
Coches con pila de combustible

La tecnología de pila de combustible alimentada por hidrógeno es cada vez más conocida en el mundo del motor. Supondrá ahorros para los bolsillos de los clientes a largo plazo y al medio ambiente desde el principio. Pero no es una tecnología conocida por el gran público. ¿Qué beneficios e inconvenientes tiene esta tecnología? ¿Te comprarías un coche con pila de combustible? Porque ya están en el mercado en algunos países...

 

En la base de la tecnología de pila de combustible se encuentra la reacción química que se produce en el interior de la pila entre el hidrógeno y el oxígeno y que produce electricidad con la que se mueven los vehículos. El concepto de “pila” llama a engaño, porque lo común es que las pilas acumulen energía, sin embargo, las pilas de combustible la producen. 

Uno de los beneficios principales de este tipo de propulsión es que las emisiones resultantes son inocuas al medio ambiente, ya que se trata de vapor de agua. Al reaccionar químicamente el hidrógeno con el oxígeno y generar la electricidad, el “residuo” resultante es agua. Los beneficios al medio ambiente respecto a las mecánicas de explosión tradicionales, tanto de gasolina como de gasóleo, es, por tanto notable: la pila de combustible es  totalmente ecológica, no emite ningún tipo de gas nocivo a la atmósfera.

Además, la autonomía de estos vehículos es mucho mayor que las de otros tipos de coches eléctricos o híbridos, más de 600 km de media. Y el repostaje también es mucho más rápido que en caso de los eléctricos puros, por ejemplo, que aún tienen unos elevados tiempos de carga -entre seis y ocho horas en la mayoría de los casos-. 

Entre las desventajas de la pila de combustible está el elevado precio. Todavía resulta muy caro adquirir un vehículo con esta tecnología, porque la producción en el nivel mundial aún es reducida. Además, de momento hay pocas estaciones de servicio en las que se distribuya hidrógeno, lo que también supone un problema. Estos dos escollos ralentizarán la entrada masiva de este tipo de motores en los diferentes mercados.

 

Los automóviles con pila de combustible ya están aquí

 

Entre los modelos que encontramos en el mercado se encuentra en Toyota Mirai, comercializado desde el pasado mes de diciembre en Japón. A Europa no llegará hasta finales de este año y lo hará sólo en los mercados británico, alemán y danés, con un precio en torno a los 66.000 euros. Se prevé su lanzamiento en otros países europeos en 2016, tal vez a España, aunque este extremo no está confirmado. La marca nipona espera vender entre 500 y un millar de unidades al año del modelo. 

Otro de los vehículos con pila de combustible es el Hyundai iX35 FCEV, que se fabrica en serie desde 2013 en Corea del Sur. En 2015 la firma coreana prevé comercializar un millar de unidades destinadas, sobre todo, a flotas de empresas. El precio del vehículo se calcula en torno a los 70.000 euros. 

Lo cierto es que casi todas las marcas automovilísticas están trabajando en esta tecnología para ofrecer al público vehículos asequibles lo antes posible, aunque, según las declaraciones de Wolf-Henning Scheider, directivo de la compañía tecnológica Bosch, este tipo de automóviles serán comercialmente viables a partir de 2025.

 

Hasta que se generalice la pila de combustible, usa estas guías para ahorrar gasolina:

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?