acierto.com
Tecnologías que ahorran combustible

Entre las tecnologías del ahorro más importantes encontramos tres grandes grupos: las que hacen referencia a las mecánicas (electrificación, propulsor CNG e inyección directa de gasolina), las que están relacionadas con los servicios de satélite (navegación predictiva y conducción a vela) y por último aquellas que podemos denominar mixtas (transmisión contínua, control de crucero adaptativo y start/stop).

 

La influencia de estas tecnologías en el descenso del consumo de combustible y, por tanto, en la reducción de las emisiones contaminantes van desde el 90% que ahorra un motor eléctrico frente a un motor tradicional de combustible, a apenas el 5% que ahorra el control de crucero adaptativo respecto a una conducción sin este dispositivo. Entre ambas tecnologías, el abanico de dispositivos es amplio: analicémoslos.

La electrificación -coches eléctricos- es la tecnología que en conjunto más reducción del consumo ofrece en el sector del automóvil. Según los cálculos de uno de los proveedores tecnológicos más importantes del mercado, Bosch, esta reducción es del 90% respecto a los motores tradicionales. Otro tipo de propulsión, la de CNG (Gas Natural Comprimido) ahorra hasta el 25% y los nuevos desarrollos en inyección directa de gasolina alcanza los doce puntos porcentuales de ahorro, ambos respecto a mecánicas de combustión tradicionales.

Otra de las "tecnologías ahorradoras" es la navegación predictiva -ahorro del 15%- consistente en gestionar el uso del motor dependiendo del relieve. Es decir, el coche mediante el GPS va leyendo el terreno y se "prepara" para no funcionar en cuestas o reducir la velocidad en la entrada de la poblaciones, por ejemplo, y conducir usando inercia. Basado en estas premisas funciona la "conducción a vela" -ahorro del 10%- que prevé de acuerdo a patrones cómo debe "prepararse" el coche cuando circula en determinadas condiciones. 

 

Ahorros entre el 90 y el 8% en tu día a día

 

El control de crucero adaptativo, que permite al conductor elegir una velocidad, y que el vehículo se encarga de mantener permite un ahorro de hasta el 5%. La clave de esta tecnología es que la gestión de las aceleraciones y deceleraciones se hacen de maner automática y muy suave, algo que a un conductor le cuesta mucho trabajo. Directamente relacionada con esta tecnología se encuentra otra: el cambio automático -en concreto las transmisiones variables continuas- que ahorra hasta el 7%.

Donde más se elevan los consumos de los coches suele ser en los recorridos urbanos por culpa de los continuos acelerones y frenadas. Por eso se ha desarrollado el Start/Stop, que ahorra hasta el 8%. Se trata de un dispositivo que "cala" el vehículo en las paradas prolongadas -los semáforos, por ejemplo- y después se encarga de arrancarlo de nuevo cuando se acelera.

En definitiva, ocho tecnologías que permiten ahorros importantes en combustibles. Si tu coche no dispone de estas tecnologías, ¡no te preocupes! te damos algunos consejos para que puedas ahorrar.  

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?