acierto.com
Mario Draghi

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha anunciado una nueva rebaja en el precio del dinero, que ahora se coloca en un histórico 0,25%, pues nunca antes había estado tan bajo. Esto tendrá algunas consecuencias en la economía real, en las finanzas del ciudadano que comenzarían por una bajada de cuotas de las hipotecas a tipo variable.

 

En primer lugar, existe una gran relación histórica entre el Euríbor, el índice de referencia de la mayoría de las hipotecas en España, y los tipos de interés decretados por el BCE. De esta forma, es muy probable que el Euríbor baje otro cuarto de punto (ahora mismo está en torno al 0,54%) dando un respiro así a los hipotecados españoles a los que les toque revisar su hipoteca pronto.

Por poner un ejemplo, una familia que pida 100.000 euros para comprar una vivienda a Euríbor + 2% a 20 años tendría que abonar una mensualidad de 529,9 euros. Si baja el Euríbor un cuarto de punto, la mensualidad bajaría hasta los 505,8 euros. En este caso el ahorro al final del año sería de 253,2 euros siempre y cuando las cláusulas suelo lo permitan.

El hecho de que haya 250 euros más al año para gastar en las familias hipotecadas tiene a su vez implicaciones en la economía porque buena parte de ese dinero se destinaría a consumir, lo que provoca activación económica, crecimiento y es una buena noticia también para las empresas. Además, las empresas no solo se benefician del aumento del consumo: muchas están también endeudadas con referencia Euríbor, así que también se benefician directamente.

Los bancos también salen ganado, puesto que ahora les es mucho más barato pedir dinero prestado al BCE y, por tanto, pueden usar ese dinero para financiar a empresas y ciudadanos, de forma que se produce también activación económica en este sentido.

Por último, la bajada de tipos de interés supone una devaluación del Euro y por tanto debería mejorar las exportaciones de la zona Euro.

 

No todo son ventajas

 

Pero si todo son ventajas, ¿por qué es la primera vez que se rebajan tanto los tipos de interés en la historia?

En primer lugar, la teoría de la trampa de la liquidez nos cuenta que en ocasiones, cuando los tipos de interés están cercanos a cero, poner más dinero en circulación no tiene efecto para dinamizar la economía porque las familias prefieren conservar el dinero que gastarlo en tiempos complicados. No pocas familias, ante el entorno complicado de crisis e incertidumbre, pueden decidir guardar el dinero bajo llave por lo que pueda pasar en el futuro en vez de lanzarse a los supermercados a comprar productos de gama alta.

Otros detractores de esta medida aseguran que esta bajada de tipos de interés es un parche, no una solución real a la crisis. Otros apuntan a que es una buena noticia para los hipotecados, pero no tan buena para los depósitos, cuyos intereses no son muy atractivos en los últimos meses, y podrían bajar más.

Por otro lado, muchos aseguran que la rebaja de los tipos de interés solo beneficia a los bancos, que consiguen el dinero del BCE más barato, lo usan para sanear sus propias cuentas, y no trasladan el crédito a familias y empresas. Eso sin contar con las famosas cláusulas suelo, que impiden a muchos hipotecados beneficarse de las bajadas de tipos de interés. Por último, la medida puede ser beneficiosa para los hipotecados existentes sin cláusula de suelo, pero las nuevas hipotecas seguramente trasladarán al diferencial la bajada del Euríbor, encareciéndose un poco más.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Crees que la bajada histórica de los tipos de interés es positiva para la economía como está ocurriendo en Estados Unidos y negativa como ocurrió en Japón en su "década perdida"?