acierto.com
Francisco González bbva

El estrechamiento del cerco a las cláusulas suelo por parte de la Justicia puede finalmente llevar a muchos bancos a retirarlas de sus hipotecas para evitar montañas de posibles conflictos judiciales con sus clientes. Así lo asegura El Mundo, que publica que el BBVA se está planteando eliminar las cláusulas de suelo de todas sus hipotecas con efecto desde el 9 de mayo, fecha de la sentencia del Tribunal Supremo de la que os informamos en su día.

 

Según “fuentes no oficiales” de El Mundo, varios departamentos del banco BBVA estarían ya trabajando para ver cómo se materializa la supresión de la cláusula de suelo. Aunque el banco está esperando aclaraciones por parte del Supremo a la sentencia del pasado 9 de mayo, estaría ya trabajando para eliminar la cláusula de suelo y esto podría beneficiar a miles de hipotecados de la entidad, que de repente podrían pasar a pagar mucho menos al mes por la hipoteca.

 

La sentencia que el Tribunal Supremo dictaminó hace unas semanas es muy clara: las cláusulas de suelo son abusivas si el banco nos las comunicó con la debida transparencia y de forma explícita la existencia de dicha cláusula. También puede ser declarada abusiva si las diferencias entre la cláusula de suelo y de techo son muy grandes.

 

¿Cómo afectan las cláusulas de suelo a las hipotecas? Por poner un ejemplo. Si tenemos contratada una hipoteca con un diferencial del 1% sobre el Euribor, cuya media mensual se sitúa actualmente en el 1,48%, tendríamos que pagar un interés del 1,48%. En el caso de que nuestra hipoteca tuviera una cláusula suelo del 4%, esto nos impediría poder beneficiarnos de la bajada del Euríbor y en este caso estaríamos pagando 2,52% de más, lo que en la cuota mensual podrían ser más de 100 euros.

 

¿Cuánto pagamos de más?

 

Ante esta situación nos surge la pregunta de cuánto hemos estado pagando si ya la teníamos contratada o cuánto tendremos que pagar si la contratamos.

 

Aproximadamente los intereses de más con un suelo del 3% para una hipoteca de 125.000 euros a 25 años pagaríamos unos 27.000 euros de intereses. La cuota mensual que tendríamos que abonar sería de 502 euros mensuales.

 

En cifras totales, nuestra hipoteca costaría 150.470 euros. De tener suelo, pagaríamos 593 euros, y en total se elevaría el préstamo hipotecario a 177.849 euros.

 

A nadie se le escapa que este tipo de acciones por parte de los bancos supone ver incrementada nuestra hipoteca enormemente. En muchos casos no se avisó claramente de la existencia de la cláusula suelo, que se incluía en la letra pequeña.

 

¿Qué podemos hacer?

 

Las alternativas al suelo son varias. Evidentemente si aún no hemos contratado ninguna hipoteca lo primero que deberemos hacer es informarnos debidamente antes de firmar.

 

En el caso de de haber acudido a los juzgados antes de la sentencia y que el caso se haya resuelto con sentencia firma, nada más podremos hacer que atenernos al fallo judicial. La sentencia promulgada por el Tribunal Supremo no tiene carácter retroactivo.

 

En el caso de estar sufriendo la cláusula de suelo, una opción es esperar a ver si finalmente el BBVA elimina la cláusula de suelo para todos sus hipotecados. Seguramente esto provocará un efecto dominó en toda la banca española. Si no, podemos iniciar acciones legales contra el banco siempre teniendo en cuenta la sentencia del Supremo.

 

Noticias relacionadas: