acierto.com
Sucursal BBVA

Uno de los temas estrella en cuanto a ahorro se refiere en 2013 fue el asunto de las cláusulas de suelo. Actualmente ya no se comercializan, se han sustituido por los famosos diferenciales, pero aún hay muchos hipotecados que sufren y pagan cada mes mucho dinero de más a su banco debido a esta cláusula declarada abusiva por el Tribunal Supremo.

 

Una cosa está clara: no hay que dejar que los bancos nos impongan cláusulas abusivas y poco transparentes, hay que luchar contra ellas, sobre cuando ya existe mucha jurisprudencia que ha dado la razón a muchos demandantes, que no solo han conseguido eliminar su cláusulas de suelo, sino que incluso han ido más allá y han conseguido la devolución de todo el dinero cobrado indebidamente.

 

Vale la pena recorrer este camino ya que muchos bancos que comercializaron la cláusula de suelo sin la debida transparencia se niegan a eliminarla para todos sus clientes y solo admiten estudiarla caso por caso. En cualquier caso, en una hipoteca referenciada al Euríbor, con éste índice tan bajo, los ahorros pueden ser de hasta 2000 euros al año, como explicamos un poco más adelante.

 

Indice. Directo a lo que te interesa:

  1. Prólogo: Antes de reclamar, un poco de información sobre las cláusulas de suelo
  2. Primer paso: Busca toda la documentación antes de reclamar
  3. Segundo paso: Reclamar la eliminación de la cláusula de suelo
  4. Tercer paso: ganamos, nos la quitan la cláusula de suelo, pero se puede ir más allá
  5. Epílogo: Ultimas noticias sobre la cláusula de suelo

 

Prólogo: Antes de reclamar, un poco de información sobre las cláusulas de suelo

 

Ya que vamos a iniciar el largo y tortuoso proceso de reclamar la abolición de la cláusula de suelo, es mejor ir con los deberes bien hechos y comprender una serie de hechos fundamentales a la hora de argumentar la defensa de nuestros derechos.

 

La cláusula de suelo es la limitación mínima del tipo de interés establecida en el contrato de la hipoteca. Supone un tope mínimo a partir del cual, en hipotecas con interés variable, el interés ya no puede bajar y se mantiene fijo a pesar de que el índice de referencia, normalmente el Euríbor, esté más bajo.

Por ejemplo, una familia con una hipoteca referenciada al Euríbor, que actualmente está en torno al 0,5%, más un interés del 2%, tendría que estar pagando un 2,5% de interés. Si en su contrato hipotecario existe una cláusula de suelo que estipule que el interés mínimo nunca puede bajar más del 4%, entonces esa familiar estaría pagando un 1,5% más al mes debido a la cláusula.

Traducido a euros, esto significa que si se han pedido 200.000 euros a pagar durante 20 años, estaríamos pagando 1211 euros al mes. En cambio, si no existiera cláusula de suelo y pagáramos al 2,5% de interés, esa cantidad mensual se vería rebajada a 1059 euros, de forma que la familia ahorraría 152 euros al mes, que hacen la nada despreciable cifra de 1824 euros de ahorro al año.

La sentencia del Tribunal Supremo sobre cláusulas de suelo es la clave, la piedra angular de todo el proceso y conviene conocer bien lo que dice. El 9 de mayo de 2013 el Supremo decretó la nulidad de las cláusulas de suelo por haber sido comercializadas sin la transparencia mínima exigida de estos tres bancos: Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, SA, Cajas Rurales Unidas, S.C.C. y NCG banco S.A.U. Por tanto estos tres bancos eliminaros automáticamente dichas cláusulas de sus hipotecas. En junio de 2013 el Supremo respondió a los recursos de los bancos condenados apuntalando la eliminación de las cláusulas y siendo aún más claro: la falta de información y transparencia, el hecho de esconder la cláusula en una maraña de datos, la fata de simulaciones, la no correspondencia entre cláusula de suelo o techo o el mero desconocimiento de la cláusula por parte del hipotecado es condición suficiente para anular dicha cláusula. Finalmente el 20 de noviembre la sentencia fue ratificada sin derecho a réplica por parte de los bancos. El gran punto negro, la injusticia dentro de la sentencia del Supremo, es que anula la cláusula de suelo, pero no con efecto retroactivo, pues considera que hay riesgo para el sistema si se eliminan todas las cláusulas de todos los bancos y además se debe devolver el dinero incorrectamente cobrado.

Muchos son los bancos que han eliminado la cláusula de suelo, puedes ver todos los detalles en este artículo, pero te recordamos que los directamente condenados por el Tribunal Supremo ya las eliminaron, alguno más se apuntó, pero la mayoría aún se resisten de hacerlo y están negociando caso por caso, aunque lo normal es que se consiga la eliminación de la cláusula de suelo puesto que el mero desconocimiento por parte del prestatario es suficiente para demostrar que es abusiva.

 

Primer paso: Busca toda la documentación antes de reclamar

 

1) Averigua si tu hipoteca tiene cláusula de suelo

 

En primer lugar lo mejor es buscar el contrato hipotecario para encontrar la dichosa cláusula de suelo. Una de las razones por la que el Tribunal Supremo decretó su invalidez es que estaban escondidas entre marañas de datos y no habían sido comunicadas al prestatario y de ahí la mala fe del banco al imponer una cláusula tan importante. En este sentido, si no la encuentras, no te desanimes, no es fácil en algunos casos. Si no la encuentras, puedes acudir a algún abogado experto.

 

Hay varias manera de determinar si la hipoteca tiene cláusula de suelo: mirando el contrato, el recibo o pidiendo la oferta vinculante al banco

 

Otra forma sencilla de saber si tenemos cláusula de suelo es mirar el recibo de la hipoteca, donde vendrá el tipo de interés, y si ese interés es más alto que Euríbor más el interés que hayamos firmado, seguro que la tenemos.

Otra buena forma de asegurarnos de los detalles sobre la hipoteca es pedir al banco la oferta vinculante, un documento que están obligados a proporcionarnos, que debe tener todas las condiciones financieras del préstamo hipotecario y cuya validad es de diez días hábiles a partir de la fecha de la entrega.

 

2) ¿Cómo saber si mi cláusula de suelo es abusiva?

 

No todas las cláusulas de suelo son abusivas, lo son aquellas que hayan sido comercializadas sin conocimiento del prestatario, aquellas en las que haya un gran desfase con la cláusula de techo y en las que faltó transparencia, tal y como explicamos en profundidad el pasado mayo. De esta forma, no es difícil demostrar que la cláusula de suelo fue impuesta por el banco.

 

Segundo paso: Reclamar la eliminación de la cláusula de suelo

 

Antes antes de comenzar la vía judicial, siempre el último recurso, puesto que supone unos buenos costes y es mejor llegar a un acuerdo amistoso con el contrario, lo más recomendable es contar con un abogado desde el principio, a ser posible especialista en la materia, para que nos asesore también a la hora de defender nuestros derechos contra la entidad bancaria.

Hay que reiterar que antes de iniciar cualquier acción debemos tener claro que la cláusula de suelo existe en nuestra hipoteca y que se cumple alguna de las condiciones citadas por el Tribunal Supremo para proceder a su anulación, ya que no todas fueron declaradas ilegales.

Estos son los pasos a seguir para conseguir la eliminación de la cláusula de suelo:

 

Primero debemos elaborar un escrito y presentarlo por duplicado en cualquier entidad del banco en cuestión, lo que nos permite presentarlo en cualquiera, no solo en nuestra oficina habitual, para evitar problemas. Si no contestan en el plazo de dos meses y la contestación es negativa hacia nuestras pretensiones, habría que repetir el proceso presentando el escrito al Departamento de Atención al Cliente de la entidad bancaria siempre solicitando la anulación de la cláusula. En el mismo caso de silencio o respuesta negativa, deberíamos acudir al Defensor del cliente de la entidad, si lo hay, de forma que es posible que debamos esperar dos meses más.

En caso de que las conversaciones con el banco no hayan llegado a buen puerto, es el momento de pasar a mayores. En este momento se puede ya presentar una queja en el Banco de España, cuyo informe puede tardar unos meses y no es vinculante. También deberíamos iniciar una reclamación en las instancias de Consumo de nuestro municipio o Comunidad Autónoma. Paralelamente, deberíamos iniciar ya acciones legales por la vía judicial.

La vía judicial puede suponer un desembolso de unos 2.000 euros, lo que puede ser un gran impedimento para muchas economías familiares. En este caso lo mejor es acudir a una asociación como AUSBANC, que fue precisamente la que ganó el caso en el Tribunal Supremo, y que puede iniciar demandas colectivas, que serán más baratas.

 

Tercer paso: ganamos, nos la quitan la cláusula de suelo, pero se puede ir más allá

 

Hay que recordar que en caso de ganar, en principio se podrá recuperar el dinero cobrado indebidamente a partir de la fecha de la sentencia del Tribunal Supremo, que fue el 9 de marzo de 2013, pero no el dinero cobrado anteriormente.

Eso es lo que estipula el Supremo, que, como hemos visto anteriormente, temió que abolirlas todas pudiera ser un gran riesgo para el sistema económico y, a sabiendas de que no era lo más justo y un poco temeroso, dictó la no retroactividad en la devolución del dinero.

 

Hay familias que están yendo más allá y están consiguiendo recuperar todo el dinero cobrado indebidamente

 

Pese a todo, hay familias que están yendo más allá para recuperar todo el dinero cobrado indebidamente incluso con efecto retroactivo y lo están consiguiendo, puesto que el Supremo no admitió la eliminación colectiva de las cláusulas de suelo, pero muchos otros jueces valientes consideran que la abolición retroactiva caso por caso no supone un riesgo para el sistema económico.

En Acierto Ahorro hemos publicado muchos ejemplos de que se puede conseguir la devolución de todo el dinero. Recientemente Cajamar también ha sido condenada a devolverlo todo, como publicamos en su momento. Es decir, conseguir todo el dinero de vuelta el posible, pero no fácil y rápido.

 

Epílogo: Ultimas noticias sobre la cláusula de suelo

 

Las cláusulas de suelo no están ya tan de actualidad, pero son muchas las familias que las siguen sufriendo, ya sea por desconocimiento u otras razones, y es importante que conozcan que pueden ahorrar mucho dinero al mes si son eliminadas. Desgraciadamente, ni el Gobierno ni el Banco de España han hecho mucho por conseguir la eliminación completa y total de las cláusulas de suelo y son los particulares, solos o en compañía de alguna asociación de usuarios, los que deben defender sus derechos caso por caso.

En nuestra sección de ahorro en hipotecas es donde podéis manteneros informados de la última actualidad de las cláusulas de suelo, donde vamos publicando las últimas noticias, que podéis también seguir mediante RSS.

Os animamos igualmente a seguir con nosotros la actualidad del ahorro para sacar el mayor partido a vuestro dinero y a seguir formándoos en finanzas con artículos como éste: ¿Qué errores cometemos al contratar una hipoteca?

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?