acierto.com
Hipotecas

Una clienta de Caja3 de Miranda de Ebro está viviendo un auténtico calvario en los tribunales. Tras más de diez años pagando la hipoteca, después de satisfacer 116 cuotas, habiendo cubierto el 98,6% de la hipoteca, se enfrenta ahora a un desahucio y el banco le exige la devolución de todo el préstamo hipotecario porque no puede abonar las tres últimas cuotas debido al fallecimiento de su marido.

 

Lo cierto es que el banco, según la ley, está en su derecho de subastar la vivienda y reclamarle toda la cantidad prestada, más intereses de todo tipo. En total se le exige la devolución de más de 78.000 euros y se quedará sin vivienda, según El norte de Castilla.

 

El juez de primera instancia de Miranda de Ebro se encuentra en este caso atado de pies y manos por la Ley de enjuiciamiento civil española, pero considera que la situación no es justa y ha pedido al Tribunal de Justicia de la UE que considere si las cláusulas que dan lugar a este atropello pueden ser abusivas aun cuando la ley española las bendiga.

 

El auto del juez señala que la pareja pidió el crédito hipotecario en 2003 y hasta la muerte del marido, se hizo cargo de todas las cuotas, aunque algunas se pagaron solo parcialmente. Tras haber pagado el 98,6% de la hipoteca, la viuda dejó de poder hacer frente a la hipoteca y el banco no dudó en exigir la devolución de todo el dinero, así como subastar la vivienda, en cuanto se produjo el impago de 3 cuotas seguidas.

 

Obviamente la interesada puso el caso el conocimiento de sus abogados, quienes consideran que existen cláusulas abusivas en la hipoteca y además explica que su situación económica ha empeorado mucho desde la muerte de su pareja.

 

El juez además considera que los intereses moratorios, aun siendo legales, deberían poder ser considerados abusivos en función de las circunstancias concretas de cada caso. Y por otro lado el juez pregunta a Europa si la norma que posibilita que el banco reclame todo el dinero de vuelta con intereses y además se quede con la casa puede ser también considerada abusiva a pesar de que la ley española lo permita.

 

Está claro que la ley en España no está muy a favor del hipotecado, hay que tener mucho cuidado con lo que se firma porque después de más de 10 años pagando religiosamente te puedes encontrar sin casa y con una gran deuda. No dudes en revisar nuestra guía de hipotecas, donde te aconsejamos sobre las mejores hipotecas que puedes conseguir.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?