acierto.com
Hipoteca

Desgraciadamente hoy en día las posibilidades no son muchas. La precaria situación laboral y el lamentable estado del sector financiero y el crédito no ayudan a que una persona con unos ingresos de 1000 € mensuales pueda hacer frente a la compra de una vivienda.

 

¿Es posible que un mileurista llegue a adquirir una vivienda? La posibilidad existe aunque muy limitada a las exigencias y restricciones que marcan las entidades bancarias ya que la mayoría de ellas sólo financian el 80% de la primera vivienda (las de segunda vivienda tienen condiciones aún más duras). Por lo tanto, el mileurista deberá tener suficiente dinero ahorrado para pagar al contado un 20% de la hipoteca. Además hay que tener en cuenta que la cuota mensual de la hipoteca bajo ningún concepto debe ser más de la mitad de lo que se gane y para pagarlo cómodamente debe ser de en torno a un 40% del sueldo.

 

Por esta razón un mileurista sólo podría optar a una vivienda de unos 95.000 euros, siempre y cuando consiga un interés del 3% y un plazo de amortización de 30 años, ya que en esas condiciones se le quedaría una cuota mensual de 400 euros. En cualquier caso, estamos hablando de una hipoteca a interés variable, puesto que a tipo fijo los intereses son mucho más altos, y hay que tener en cuenta que ahora el Euríbor, el índice más utilizado en hipotecas, está en bajos históricos en torno al 0,5% y el mileurista debe pensar en el futuro y tener un plan para cuando este índice recupere valores en torno al 4 o 5%, en cuyo caso la couta mensual pasaría de 400 euros a 632 euros

 

Otro gran problema es que el banco efectivamente conceda el crédito hipotecario. El grifo del crédito sigue cerrado debido, según los bancos, a falta de demanda solvente. Por eso el banco solo nos la concederá si está seguro de que vamos a poder pagarla. Si la cuota mensual de la hipoteca supera el 35 o 40% de la nómina, el banco se negará automáticamente a concederla por alto riesgo de impago en el futuro. 

 

Lo ideal para que un mileurista consiga una hipoteca para primera vivienda es que se una a una pareja y que ambos logren acreditar ingresos constantes y estables, de forma que uno pueda cubrir al otro en caso de pérdida del empleo.

 

En estas condiciones no es raro que muchos mileuristas opten por el alquiler debido a la incertidumbre laboral y la imposibilidad de acceder al crédito hipotecario. Obviamente, a mayor demanda, mayores precios, así que no sería descabellado que los pisos en alquiler vayan paulatinamente subiendo de precio.

 

No te pierdas tampoco estas otras noticias: