acierto.com
Lejos de sosegarse, las espadas siguen muy en alto en la pugna entre entidades por conseguir captar el mayor número de clientes y aferrarlos a la entidad. En este mes, hasta tres bancos que ofrecen sus hipotecas a los tipos de interés más atractivos a cambio de una gran vinculación, han dado una vuelta de tuerca en la reducción de sus diferenciales. Se tratan de ING Direct, Liberbank y BBVA.

 

El primer aldabonazo vino de parte de la holandesa ING Direct, al rebajar el diferencial sobre el Euribor en 20 puntos básicos al pasarlo del 1,49% al 1,29%, siendo con esta la segunda vez en 2015 que este banco reduce en la misma cuantía el diferencial sobre el tipo de interés que aplica a en la Hipoteca Naranja. Eso sí, los cambios solo vienen por el lado del interés aplicado ya que los requisitos que exige la entidad para conceder esta hipoteca no han variado. Estos son contratar un seguro de hogar y otro de vida además de domiciliar la nómina en ING Direct o contratar la cuenta Sin Nómina (en este último caso, mantener un saldo diario mínimo de  2.000 euros o realizar al mes un ingreso de 1.000 euros como mínimo). A cambio la entidad no cobra comisiones , por cambio de condiciones, subrogación o riesgo de tipos de interés.

 

Lejos de mantenerse impasible a este movimiento de ING Direct, Liberbank también hizo rebajó el diferencial apenas hace unos días en los que anunció que iba a comercializar una la Hipoteca Ahorro SIN con un diferencial por debajo del 1%. En concreto, la oferta contaba de un interés inicial aplicado los 18 primeros meses del 1,95% y una vez pasado ese periodo el interés pasa a ser Euribor más un diferencial de sólo el 0,99%. La hipoteca puede contratarse hasta el 31 de mayo y es para todas aquellas Comunidades Autónomas  en las que la entidad esté en expansión. Es decir, todas salvo Asturias, Cantabria, Extremadura y Castilla la Mancha. Para poder beneficiarse de este tipo de interés hay que contratar un seguro de hogar y de vida vinculado al préstamo; contratar una tarjeta de crédito con la cual hacer con ella un gasto mínimo de 1.500 euros anuales; domiciliar una nómina en la que al mes se produzca entre todos sus integrantes unos ingresos de 2.000 euros y la contratación de un plan de pensiones con la aportación mínima anual de 600 euros al año. En caso de no cumplir cada uno de estos requisitos el interés aplicado es del Euribor + 2,65% TAE.

 

La última entidad en mover ficha ha sido BBVA al rebajar el diferencial que aplicaen la Hipoteca BBVA del 1,6% al 1,25% (eso sí los 12 primeros meses se aplica un interés fijo del 2,17% TAE).  Los requisitos para disfrutar de esta oferta son por un lado domiciliar una nómina en la que se ingresen al mes 1.500 euros o 2.000 si hay más de un titular. Otros requisitos, son la contratación de un seguro de vida y de vivienda con BBVA, utilizar tarjeta de crédito BBVA y contratar un plan de pensiones con dicha entidad. Incluye otro requisito que es que los titulares no pueden tener más de 70 años una vez finalizado el pago de la hipoteca, cuyo plazo máximo es de 30 años en primera vivienda y de 25 años la segunda.