acierto.com
Hipoteca

Son muchas ya las sentencias de jueces a lo largo y ancho de España que han fallado en contra de las abusivas cláusulas de suelo. La novedad ahora es que un Juzgado de lo Mercantil de Cádiz ha ido un poco más allá e incluso ha dictado medidas cautelares contra una cláusula suelo, es decir, el hipotecado puede pagar como si la cláusula de suelo no existiera ya antes de que el juez dicte sentencia.

 

El auto, emitido el pasado 23 de enero, según informa Europasur, ha dado la razón al propietario de una viviendo en Getares (Algeciras), quien puede ya pagar alrededor de 900 euros menos de hipoteca al mes hasta que el Juzgado falle. La medida es pionera y se espera que genere jurisprudencia a favor de todo aquel que demande a su banco contra una cláusula de suelo abusiva.

 

En este caso el demandante pagaba lo dictado por el Euríbor más un diferencial del 0,65 y la cláusula de suelo estaba fijada en el 4,25 mientras que la de techo estaba en el 15. Pese a la gran bajada del Euríbor, el dueño de la vivienda hipotecada no podía pagar menos de ese 4,25, lo que suponía 2.923 euros al mes.

 

Tras intentar negociar con la entidad sin éxito, el demandante optó por la vía judicial y ha conseguido hasta que el juez dicte medidas cautelares a su favor. Esto supone que podrá pagar ya el Euríbor más el diferencial, con lo que la cuota mensual de la hipoteca se le quedaría en unos 2.000 euros.

 

Pese a lo que pueda parecer, estas medidas cautelares pueden ser un arma de doble filo, puesto que si el veredicto final es a favor del banco, el hipotecado tendría que abonar todo lo dejado de pagar de una vez más las costas del proceso judicial.

 

Ahora solo hay que esperar el fallo del juez. Si fallara al favor del demandante, La Caixa tendría que suspender la cláusula del suelo y devolver todo lo cobrado injustamente hasta el momento.

 

Europasur informa de que en Andalucía se han dado casos de propietarios de viviendas que han ganado el caso en primera instancia pero luego lo han perdido en segunda instancia. Muchos casos acabarán en el tribunal Supremo, que de momento no ha fijado posición en torno al polémico asunto de las cláusulas de suelo.