acierto.com
Tarjeta de crédito

Ante las dudas de muchos clientes y la práctica generalizada de la banca de imponer en la concesión de un crédito la contratación de seguros, entre otros productos y servicios financieros, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones es tajante: “cuando se suscribe un préstamo con garantía hipotecaria no existe obligación legal para el prestatario de contratar un seguro”.

 

Por otro lado, la Ley 2/1981 exige un seguro contra daños que asegure el inmueble ante incendios y cuya “suma asegurada deberá coincidir con el valor de tasación del bien asegurado excluido el valor de los bienes no asegurables por naturaleza, en particular el suelo”. Pero esta obligación legal solamente existe en el caso de créditos hipotecarios que el banco va a titulizar, que vende a otros inversores a través de un fondo para obtener liquidez.

En enero, el Ecofin, que agrupa a los ministros de Economía de la Unión Europea, dio su respaldo a la Directiva Hipotecaria aprobada por el Parlamento Europeo. Aunque los Estados tendrán un plazo máximo de dos años para incorporar esta norma comunitaria a sus legislaciones nacionales, la Directiva, impulsada por el europarlamentario español del Grupo Socialista, Antolín Sánchez Presedo, y que supone el primer ladrillo para la construcción de un mercado hipotecario único en Europa, prohíbe ligar la concesión de la hipoteca a la contratación de otros productos y servicios del banco. Pero no es tan taxativa cuando se trata de seguros y de depósitos y otras fórmulas de ahorro como mecanismos para abaratar el coste del crédito.

 

El banco gana dinero con el negocio ligado a la hipoteca

 

Cuando acudas al banco para informarte de los requisitos de una hipoteca, debes ser muy consciente de que el negocio del crédito no está principalmente en la financiación, sino en los productos y servicios vinculados a la operación. Esa realidad es la que está detrás de una práctica bancaria muy extendida, que es condicionar la concesión de la hipoteca, y de otros créditos, a la contratación de otros productos y servicios financieros y, especialmente, a los seguros.

La rentabilidad del préstamo para el banco crece exponencialmente a medida que se incorporan a la operación seguros, tarjetas de crédito, domiciliación de la nómina y del pago de los recibos (agua, gas, electricidad, telefonía), y otros productos y servicios. Es lo que se llama vinculación del cliente, y es donde de verdad están los beneficios para la banca de conceder hipotecas.

 

Abaratar la hipoteca y proteger los bienes con el seguro

 

Lo que dice la norma es una cuestión, y la realidad, otra. Aquí debes ser práctico. Lo que buscas es una hipoteca en las mejores condiciones posibles. Vamos, lo más barato que puedas conseguir. Y el seguro te puede ayudar a lograrlo.

Lo primero es que, aunque no sea obligatorio, es muy recomendable contar con seguros. Al menos, un Multirriesgo Hogar, para proteger la casa ante cualquier eventualidad. El seguro de Vida de amortización, que normalmente el banco te impone para concederte el crédito, ayudará a tu familia a pagar el crédito si a ti te pasa algo. El seguro de Protección de Pagos hace que la aseguradora se haga cargo del crédito si te quedas en el paro.

 

Pero no tiene por qué ser la aseguradora del banco

 

Está claro que los seguros son imprescindibles para estar protegido y para abaratar la hipoteca. Pero, ¿con qué compañía? Con la que mejor relación calidad/precio te ofrezca. Que no tiene por qué ser la aseguradora filial del banco o con la que éste tenga un acuerdo de bancaseguros.

Porque hay estudios que demuestra que los seguros de Vida Riesgo contratados a través del banco en una operación de financiación son un 30% más caros que si el cliente suscribe esa póliza directamente con una aseguradora. Ese 30% que pagas de más se lo reparten entre el banco y la compañía de seguros vinculada.

 

Oferta vinculante contra los abusos

 

¿Qué puedes hacer si el banco rechaza tu solicitud de hipoteca al no contratar los seguros y otros productos y servicios financieros? Contra los abusos existe la Oferta Vinculante. La norma obliga al banco a que, en la documentación que ha de entregarte antes y durante la tramitación de la hipoteca, figuren con toda claridad los seguros y otros productos y servicios ligados a la concesión del crédito. Todo esto debe figurar en la Ficha de Información Personalizada.

Pero lo más importante es la Oferta Vinculante. El artículo 23 de la Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre, de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios, obliga al banco a entregar la oferta vinculante de la hipoteca (y de cualquier otro crédito) acompañando la Ficha de Información Personalizada.

Una vez emitida, la Oferta Vinculante tiene un plazo de validez de 14 días. De no cumplir el banco el contenido de la Oferta Vinculante, puedes requerirle su cumplimiento. Y recurrir a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, ya que la imposición de una determinada compañía de seguros en las pólizas ligadas a la hipoteca, además de atentar contra los derechos del cliente, constituye un ataque a la libre y leal concurrencia en el sector asegurador. O al Servicio de Reclamaciones del Banco de España, previo paso por el Defensor del Cliente que existe en la entidad.

 

Protección de datos personales

 

Pero esa búsqueda de beneficios adicionales al crédito por parte de la banca no puede hacerse a cualquier precio y, sobre todo, a costa del cliente. La Asociación Española de Corredores de Seguros (Adecose) planteó a la Agencia Española de Protección de Datos una consulta acerca de “la licitud de la práctica consistente en que las entidades financieras, que conocen por razón de la domiciliación bancaria el importe de los recibos de prima que pagan sus clientes, puedan aprovechar esa información para hacer ofertas comerciales alternativas”. La pregunta se refiere a si una entidad financiera puede hacer uso de la información que figura en los recibos domiciliados para el abono de la prima de un determinado seguro, para que una aseguradora filial o socia pueda aprovechar ésta para hacerle al cliente una oferta alternativa.

La respuesta de Protección de Datos fue que “la utilización por la entidad de los datos contenidos en los recibos domiciliados implicará un tratamiento de datos de carácter personal específico y distinto del relacionado con el mantenimiento de la propia relación con la entidad derivada de la apertura de la cuenta en que se realiza el abono”. “La transmisión al operador de bancaseguros o a la entidad aseguradora del grupo constituyen sendas cesiones de datos de carácter personal”, señala la Agencia. Por tanto. “los datos de carácter personal objeto del tratamiento no podrán usarse para finalidades incompatibles con aquellas para los que los datos hubieran sido recogidos, lo que no puede salvarse ni siquiera con la concurrencia del consentimiento del asegurado”, señala Protección de Datos.

Protección de Datos recuerda que “se reputa desleal todo comportamiento que sea objetivamente contrario a las reglas de la buena fe”. Y que “para efectuar una oferta por la entidad financiera al cliente será necesario que previamente se hayan cedido los datos a la aseguradora del grupo”, lo que es una práctica ilegal.

 


AHORRA EN TUS SEGUROS: Compara más de 30 aseguradoras en 3 minutos