acierto.com
oficina BBVA

El Tribunal Supremo ha respondido a la petición de más información por parte de la entidades que perdieron el juicio sobre las cláusulas de suelo de sus hipotecas a comienzos de mayo: BBVA, Cajas Rurales Unidas y NCG banco. El resultado es que el Supremo se ratifica punto por punto...

 

El Alto Tribunal ha recalcado la nulidad de las cláusulas de suelo en los siguientes supuestos:

 

a) La creación de la apariencia de un contrato de préstamo a interés variable en el que las oscilaciones a la baja del índice de referencia, repercutirán en una disminución del precio del dinero.

b) La falta de información suficiente de que se trata de un elemento definitorio del objeto principal del contrato.

c) La creación de la apariencia de que el suelo tiene como contraprestación inescindible la fijación de un techo.

d) Su ubicación entre una abrumadora cantidad de datos entre los que quedan enmascaradas y que diluyen la atención del consumidor en el caso de las utilizadas por el BBVA.

e) La ausencia de simulaciones de escenarios diversos, relacionados con el comportamiento razonablemente previsible del tipo de interés en el momento de contratar, en fase precontractual.

f) Inexistencia de advertencia previa clara y comprensible sobre el coste comparativo con otros productos de la propia entidad.

 

Aunque ha recalcado que no hace falta que todos confluyan a la vez sino que el desconocimiento de la cláusula, de su trascendencia e incidencia en la ejecución del contrato, es condición suficiente para declarar la nulidad de la cláusula de suelo independientemente del cumplimiento de formalismos carentes de eficacia en tal sentido como la lectura por el Notario.

 

También declara que las cláusulas suelo pueden ser nulas aunque el consumidor se hubiera visto beneficiado durante un tiempo por las bajadas del índice de referencia.

 

Finalmente recalcó la subsistencia de los contratos y a la irretroactividad de la sentencia, lo que signfica que los contratos y las cláusulas son válidos hasta que no se juzgue caso por caso y que en cualquier caso la sentencia no puede dar lugar a la devolución de las cantidades indebidamente cobradas, lo cual contradice una reciente sentencia que condenaba a Cajamar.

 

La clave por tanto, según el Tribunal Supremo, estaría en la transparencia y el perfecto conocimiento de la cláusula de suelo por parte del prestamista.

 

Como ya nos informamos hace unos días, el BBVA ya está estudiando la posibilidad de eliminar las cláusulas de suelo de todas sus hipotecas para evitar una avalancha de pleitos.