acierto.com
Guía de Hoteles al mejor precio


Viajar es un placer y para disfrutar al máximo de tu destino, siempre es bueno seguir una serie de consejos para ahorrar todo lo posible al contratar tu hotel. Sin embargo, eso no significa que vayas a terminar durmiendo en un sitio de mala muerte, actualmente hay muchas opciones acogedoras y coquetas y si sigues leyendo te daremos todas las pistas para que puedas exprimir tu próxima estancia en un hotel a precios para todos los bolsillos.

 

 

Índice. Directo a lo que te interesa:

  1. Olvida la agencia tradicional: mira por Internet
  2. Usa los comparadores
  3. Negocia el precio
  4. La importancia de las opiniones
  5. No todo es el precio
  6. Reserva con tiempo...o en el último minuto
  7. Webs de cupones y de ventas privadas
  8. Cadenas de hoteles "Low Cost"
  9. Otras alternativas
  10. Ofertas vuelo más hotel
  11. Tarjetas y programas de fidelización
  12. La importancia de las temporadas en la hostelería

 

 

Olvida la agencia tradicional: mira por Internet


Las agencias de viajes ya no son el único sitio donde contratar un viaje, ahora eres tú quien puede acceder a toda la oferta de hoteles disponibles gracias a internet. En la red podrás personalizar al detalle tus necesidades, fechas de entrada y salida, localización del hotel, número de estrellas, tipo de alojamiento y te ahorrarás la comisión, que lógicamente se llevan las agencias por reservarte un hotel.


Usa los comparadores


Para hacer aún más fácil la búsqueda, hay múltiples comparadores que te permitirán saber con una sencilla búsqueda qué hotel ofrece los mejores precios. Te recomendamos los siguientes:  

Cuenta con una base de datos con más de 720.000 hoteles y 200 sitios web. Su funcionamiento es muy sencillo, introducimos la ciudad en la que queremos alojarnos y las fechas y realizamos nuestra búsqueda. Además, nos podemos ayudar con diversos filtros como wifi, spa, desayuno o piscina, para personalizar tus gustos y necesidades.

Promete encontrar hoteles con un descuento de hasta el 35% gracias a su extensa base de datos. La búsqueda es más fácil aún que en Trivago. Sólo hay que meter la ciudad, la fecha de entrada y la salida, por defecto viene la opción marcada para una habitación y dos personas, habrá que cambiar si nuestros parámetros de búsqueda son otros. Además, nos permite comparar su búsqueda con la de otros comparadores como Atrapalo.com, Edreams.es y Booking.com.

Cuenta con más de 2 millones de ofertas de hoteles tomadas de cientos de páginas web de viajes y más de 220 países. Aseguran que pueden conseguir un ahorro de hasta el 80% y para hacer tu búsqueda aún más fácil cuentan con una App disponible en la Apple Store y también para dispositivos Android. 

 

Su base de datos supera los 350.000 hoteles. Su página cuenta con un archivo de tus últimas búsquedas, que puede resultarte muy útil para hacer tus propias comparaciones.

 

Negocia el precio


A la hora de decidirte a cerrar la reserva, no olvides hacer una negociación directa con el hotel. Una vez que tengas el precio más barato de internet, busca el teléfono del hotel y llama para intentar conseguir un descuento directo.En algunas ocasiones la política interna no permite ofrecer precios más baratos que por internet, pero no siempre es así. Si quieres negociar directamente con el hotel di que te quedarás más noches si te rebajan el precio o que podrías reservar Media Pensión o Pensión completa, si te mejoran la oferta o incluso podrías cambiar de fecha de entrada/salida, si mejora el precio final.

 



La importancia de las opiniones


Cuando no tenemos referencias del hotel elegido, lo primero que hacemos es buscar opiniones en internet. Actualmente hay muchas páginas donde podemos hacernos una idea de lo que nos vamos a encontrar. Tripadvisor es la más conocida, pero no la única, ya que también podemos buscar en las páginas de los propios hoteles (quizás las menos imparciales), los comparadores, agencias virtuales y foros y webs como Zoover.es. Eso sí, cuando leas opiniones, no hagas demasiado caso a las más radicales y lee unas cuantas antes de tomar cualquier decisión, una familia con niños no buscará lo mismo que una pareja en escapada romántica o un grupo de amigos mochileros.

 

No todo es el precio


Aunque siempre buscaremos un hotel al mejor precio, a veces tendremos que sacrificar unos euros en beneficio de otros factores. En grandes ciudades siempre apostaremos por una localización céntrica, para ahorrar en transportes y tiempo ya que normalmente la mayoría de los monumentos están en el centro. También buscaremos algunas comodidades como pueda ser wifi gratis, ya que cada vez es más habitual ir adaptando nuestro viaje sobre la marcha y para ello es muy útil disponer de internet. Además, hay quien prefiere tener un buen desayuno buffet incluido en el precio o apuesta por una cadena de hoteles debido al servicio que ofrecen, mientras que otros clientes buscan que tenga parking gratis o que esté en una zona en la que se pueda aparcar sin problemas.

 

Reserva con tiempo.... o en el último minuto


Para asegurarte el mejor precio en una reserva anticipada, deberás hacerlo con tres meses de antelación, ya que podrás acceder a los descuentos de venta anticipada que ofrecen tanto las cadenas hoteleras como las agencias de viajes.

 

La venta anticipada suele tener una política más restrictiva de cancelaciones.


Eso sí, hay que tener en consideración que la venta anticipada suele tener una política más restrictiva de cancelaciones. En cambio, las tarifas normales no suelen ser tan restrictivas salvo por temas de disponibilidad. Por ello es recomendable que si reservas con mucha antelación contrates un seguro de cancelación que te permita recuperar la mayor parte de tu dinero. Además, en ocasiones la reserva anticipada te pide muy poco dinero por adelantado y te asegura el mejor precio final.

Pero no siempre podemos reservar con tiempo y es entonces cuando debemos jugar la baza del último minuto. Los hoteles no quieren tener habitaciones vacías y ofrecen las últimas disponibles con grandes descuentos (en torno al 30 por ciento). Eso sí, si nuestra fecha elegida es temporada alta, puentes o nos desplazamos por algún acontecimiento deportivo o cultural concreto, dejar la reserva para el final nos puede dejar sin vacaciones.

Si te ha pillado el toro y vas a reservar 'in extremis' te recomendamos que instales alguna de las siguientes aplicaciones, todas son gratuitas, en tu 'smartphone' o 'tablet':


Una aplicación española que te permitirá ahorrar del 50 al 70% en tu reserva. Disponible para iOS y Android, su funcionamiento es muy sencillo. Te encontrará tres hoteles por ciudad y tipo a un precio reducido para reservar el mismo día o al día siguiente. Ya cuenta con 450 hoteles en todas las provincias españolas.

Incluye 15 ciudades europeas y 25 españolas. Puedes reservar para el mismo día (desde las 12.00 pm a las 03.00 am) y hasta cinco noches en la mayoría de los hoteles. Está disponible para iOS y Android.

Actualmente opera en diversas ciudades de España, Alemania, Suiza y Reino Unido, así como en ciudades como Budapest, Viena o Praga. El sistema de reserva no difiere entre este tipo de aplicaciones: utilizas la app para realizar una reserva y ésta se garantiza a través de tu tarjeta de crédito. Estas reservas de última hora no son reembolsables. Disponible para Blackberry, iOS y Android.

Enfocada en hoteles en Francia y Alemania, con hoteles de todas las categorías (desde pequeños hoteles familiares a hoteles de lujo). Disponible para descargar en dispositivos iOS y próximamente para Android.

Presente en España, Bélgica, Francia, Alemania, Irlanda, Holanda, Italia, Suiza y Reino Unido, con hoteles en 24 ciudades. Disponible para iOS y Android.

Webs de cupones y ventas privadas


Con las páginas de cupones tipo Letsbonus o Groupalia y las de ventas privadas como Voyage Privee, podrás tener prácticamente a diario en tu dirección de email múltiples ofertas de hoteles tanto en España como en el extranjero. La pega que tienen suelen ser las fechas, normalmente no incluyen puentes por lo que antes de adquirir un cupón, contacta con el hotel en cuestión para asegurarte de que habrá disponibilidad en los días deseados. Además, Groupon ha comprado recientemente la app Blink, fundada en 2011, y que ha sido descargada más de 600.000 veces.

 

Cadenas de hotel 'low cost'


Igual que el transporte aéreo sufrió una transformación con la llegada de las aerolíneas 'low cost', en los últimos tiempos han surgido cadenas como Easyhotel o Tune Hotel. Easyhotel pertenece al grupo Easy, el mismo de la aerolínea Easyjet y su forma de funcionar es similar. Así, ofrecen un precio muy bajo y te van cargando extras en función de la reserva que realices.

Tienen hoteles en Europa, Sudáfrica y Dubai. Cuentan con ocho en el Reino Unido (cinco en el centro de Londres, otro en el aeropuerto de Heathrow y otro en el de Luton) y uno en Edimburgo (Escocia); tres en Holanda (Amsterdam, Rotterdam y La Haya); dos en Suiza: uno en Zúrich y otro en Basilea; uno  en Hungría (Budapest); uno en Chipre (Larnaka); otro en Alemania (Berlín); otro en Sofía (Bulgaria), otro en Oporto (Portugal). uno en Dubai y otro en Johannesburgo (Sudáfrica). Todos son bastante céntricos.

 

Los hoteles "Low Cost" Tune Hotel cuentan con habitaciones desde 5 euros la noche.



Mientras que la cadena malaya Tune Hotel es tu alternativa si buscas alojamiento en el sudeste asiático. Con establecimientos en Malasia, Tailandia, Filipinas, Indonesia, India, Australia, Japón y Reino Unido, podrás encontrar tu habitación desde 5 euros la noche, eso sí, deberás pagar aparte cada extra que precises, incluido el aire acondicionado o las toallas.

 



Otras alternativas

 

Además de hoteles, hay muchas alternativas de alojamiento y puedes conseguirlo incluso gratis. Puedes apuntarte al 'couchsurfing', que consiste en dormir en un sofá como huésped de una familia. La iniciativa comenzó entre surferos y debido a su éxito se ha extendido a todo tipo de viajeros. Eso sí, no se limita a un intercambio de sofás, ni es condición indispensable para alojarte en alguna casa, tener tú espacio para alojar a un huésped, pero se espera que sea un intercambio cultural entre quien aloja y el viajero. Para acceder a esta opción sólo debes darte de alta en su página web.

 

El "couchsurfing" consiste en dormir en un sofá como huésped de una familia y puede ser una opción muy económica de alojamiento.



Otra opción es alquilar una habitación por medio de AirBNB. En esta plataforma encontrarás casas enteras, habitaciones privadas y habitaciones compartidas. Los anunciantes suelen especificar las condiciones de su domicilio.

Además, los albergues (hostels) y campings siempre son una opción barata a considerar y suele haber muchísimos en toda Europa. También se está introduciendo el intercambio de casas y van saliendo varias webs dedicadas a ello, nosotros recomendamos Intercambiodecasas.com (la versión española de Home Exchange) o HomeforHome es la página líder en Europa en cuanto a intercambio de casas. Tienen más de 29.000 casas en 118 países distintos –en España tienen unas 12.000--.

Y lo último en ahorro son los hoteles por horas, de los que te hablamos cuando lanzaron su página web.

 

Ofertas vuelo más hotel


Contratar el vuelo y el hotel en la misma agencia no siempre va a salir más barato. Suele serlo para destinos de playa, pero en ciudad no siempre es así por lo que lo mejor será hacer una comparación de precios juntos y por separado para salir de dudas.

 

Tarjetas y programas de fidelización


Al igual que otros servicios, las tarjetas de fidelización se han convertido en un básico de todas las cadenas hoteleras. Con ellas, se pueden acceder a mejoras de servicios, descuentos y ofertas especiales, pero el rendimiento que se saca es pequeño (un 3% de descuento o un 5% del importe aplicado a puntos). Las tienen en NH, Accor, Novotel, Abba, Melià y otras grandes cadenas.

 


La importancia de las temporadas en la hostelería


Los hoteles marcan sus precios según la temporada del año en la que estemos. Así en destinos de playa, los meses de verano, especialmente agosto, serán más caros, y en destinos de nieve, serán los de invierno. Pero no sólo eso también las fechas de vacaciones escolares (Navidades y Semana Santa), los puentes y los fines de semana es mucho más caro viajar.