acierto.com
Hotel de playa

Las vacaciones de Semana Santa están a la vuelta de la esquina, tanto es así que muchos de vosotros ya estaréis de camino a vuestro destino donde disfrutaréis de unos merecidos días de descanso, ocio y relax. ¿Pero y si no fuera así? ¿Y si las ansiadas vacaciones no llegan a ser cómo tú esperabas por causas no imputables a tí y sí a la empresa organizadora del viaje? Llegados a este punto sólo queda un camino: reclamar y la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) nos dice cómo hacerlo.

 

 

Si vas a viajar en avión y el vuelo se retrasa, sufre alguna cancelación, hay overbooking o tu maleta ha sufrido algún daño, lo más recomendable es que dejes constancia por escrito en el propio aeropuerto de tal situación para, a continuación, presentar la reclamación ante la aerolínea correspondiente, que deberá responder en el plazo de un mes y si no lo hace deberás acudir ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea. Si la compensación exigida no supera los 2.000 euros, ésta se podrá tramitar por medio de un juicio verbal sin costes de abogado ni de procurador. También tienes la opción de recurrir a Reclamador.es, un servicio con el que podrás reclamar a la aerolínea por los daños sufridos sin necesidad de adelantar ni un sólo euro.

 

En el caso de los viajes combinados es mucho más sencillo y es que cualquier problema que hayas podido sufrir en los servicios que has contratado lo podrás solventar ante la agencia con la que los contratastes. De esta manera deberás presentar una hoja de reclamaciones en la agencia de viajes o ante la empresa suministradora del mismo que será la encargada de responder ante tí y, si en un mes no logras respuesta, podrás acudir a la vía de la mediación, del arbitraje o a la vía judicial. Además, las personas que contraten estos servicios estarán más protegidas gracias a la última normativa aprobada por el Parlamento Europeo (PE).

 

Para el alquiler de hoteles, actividades, casas rurales, etc que no estén incluídas en un paquete combinado, el procedimiento es similar: debes acudir en primer lugar a la compañía con la que contrataste y, si ésta no atiende tu petición, podrás acudir a la vía judicial, a la mediación o al arbitraje. Si alquilas un apartamento y éste no se adapta a lo prometido, deberás reclamar a la empresa a través de la cual lo has contratado y, si en un mes no responde, podrás acudir a consumo, al arbitraje o a los tribunales.

 

Finalmente, para aquellos que viajen a un país europeo distinto a España podrán reclamar ante el Centro Europeo del Consumidor que es el encargado de solucionar este tipo de controversias.

 

Si quieres disfrutar al máximo de tus vacaciones de Semana Santa te recomendamos que eches un vistazo a estas recomendaciones para que nada ni nadie te amargue estos días de descanso y desconexión.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?