acierto.com
Bombilla

No sale en los anuncios de televisión, ni en campañas de marketing, ni se lleva grandes titulares, pero es una de las claves para ahorrar en el recibo de la luz en un momento en el que éste no deja de subir. Hablamos de la tarifa con discriminación horaria (anteriormente conocida como tarifa nocturna). Pese a que podía llegar a ahorrarnos hasta 200 euros al año, no son muchas las familias que la conocen y la tienen contratada...

 

La tarifa con discriminación horaria es muy parecida a la antigua tarifa nocturna. Tras contratarla, permite obtener mejores precios por kWh consumido en unos horarios que se consideran valle. En esas horas, el ahorro es del 47%, pero esta tarifa también tiene sus inconvenientes, puesto que el precio por kWh en las hora punta aumenta en un 35%, así que es clave aprovechar bien las horas valle.

 

El horario en hora punta sería de de 12 a 22 horas en invierno y de de 13 a 23 horas en verano. Las horas valle de la tarifa con discriminación horaria son de de 0 a 12 y de 22 a 24 horas en invierno y de de 0 a 13 y de 23 a 24 horas en verano. Los cambios de horario coincidirán con la fecha del cambio oficial de hora.

 

Para contratarla no hay que cambiar se de compañía eléctrica, tan solo hay que llamarles y pedirlo. Es posible que haya que realizar algunas modificaciones en tu instalación eléctrica para poder realizar bien la contabilidad de la potencia consumida en ambos períodos. La ley establece que el usuario no tendrá que pagar por la adaptación del reloj y el contador y que la instalación del ICP puede ser en alquiler o propiedad.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?