acierto.com
Factura electricidad

Cada vez es más común que nos veamos asaltados por comerciales autónomos que trabajan para las diferentes compañías eléctricas. Sus tretas, en algunos casos despiadadas, han llevado a más de uno de ellos a tener problemas con la justicia.

 

Para que estés preparado, vamos a explicarte en qué consiste su 'modus operandi' y así podrás evitar sorpresas desagradables como cambios de compañía sin tu permiso. En primer lugar, el comercial pide ver la factura eléctrica.


Y lo hace porque con los datos que aparecen en ella puede realizar un cambio de compañía con o sin permiso del cliente. Aunque en el segundo caso sea una maniobra ilegal. En algunos casos, hasta han llegado a robar cartas de los buzones para acceder a los datos personales de los usuarios y así realizar un cambio de empresa suministradora para conseguir la comisión. Otros, fingen ser de nuestra compañía para que les dejemos ver nuestra factura. Todas estas prácticas son ilegales y pueden ser denunciadas.

Siempre hay que desconfiar de las presuntas ventajas que obtendríamos si hacemos caso a sus propuestas. Suelen aludir a un cambio para evitar las facturas estimadas o a presuntos descuentos, pero ¿qué compañía viene a nuestra casa para ofrecernos mejores precios?

 

Acosan a la tercera edad


Como estos comerciales van a comisión buscan presas fáciles a las que captar rápido. Sus víctimas propicias son las personas confiadas, despistadas o los jubilados, que son los que más caen en este tipo de timos.

Para intentar evitar caer en sus redes hay que estar atento, pero también debemos alertar a nuestros familiares, especialmente los de la tercera edad, contra este tipo de prácticas. Si nos visita un comercial de una eléctrica, le pediremos que se identifiquen y nos dejen una identificación de la empresa, solicitaremos la oferta por escrito y en caso de que nos interese contactaremos directamente con la compañía y nunca permitiremos que miren nuestra factura.

 

Otros artículos interesantes: