acierto.com
Torre de luz

Con la subida constante y progresiva de la factura de la luz muchos usuarios y consumidores se han planteado cambiarse de distribuidora para poder, así, ahorrar unos cuantos euros. Sin embargo surgen muchas dudas en torno a este posible cambio tales cómo ¿puede cobrarme mi compañía actual algún tipo de recargo por este cambio? ¿se suspende el suministro eléctrico o del gas?.

Anteriormente al año 2009 no era posible elegir el distribuidor de gas o electricidad ya que éste dependía de la zona en la que estuviera ubicado nuestro domicilio, al estar asignada cada zona a una compañía eléctrica. Sin embargo a partir de esa fecha, cualquier consumidor puede cambiarse libremente a una comercializadora de último recurso que ofrezca la tarifa de Último Recurso (TUR) o a una de libre mercado.

Desde Acierto.com aclaramos tus dudas y te mostramos qué pasos debes seguir si quieres cambiar de distribuidora de gas o electricidad.

 

Cómo cambiar de compañía de luz

 

Antes de tomar la decisión de cambiar de compañía debes asegurarte que la distribuidora a la que te vas a cambiar te ofrece mejores condiciones que la actual. Esto lo puedes comprobar a través del comparador de tarifas eléctricas desarrollado por la Comisión Nacional de la Energía (CNE) que, simplemente por indicar tu domicilio y la potencia que tienes contratada, te informará de la eléctrica con la mejor tarifa del mercado.

Si ya tienes decido que quieres cambiarte de compañía y ya sabes a cuál, simplemente tendrás que llamar a la nueva compañía que se encargará de gestionar la baja de tu anterior contrato y la alta del nuevo. Para esto te requerirá tu nombre y apellidos, dirección, DNI, CUPS, la potencia eléctrica contratada, la tarifa de acceso y tu cuenta bancaria, datos que podrás encontrar en cualquier factura de la luz.

 

El cambio de compañía de luz o de gas es totalmente gratuíto y no se suspende el suministro.

 

Este cambio es totalmente gratuíto, salvo que tengas compromiso de permanencia con tu compañía actual y no se suspende el suministro en ningún momento.

 

Cómo cambiar de compañía de gas

 

Al igual que ocurre con las compañías de electricidad, antes de 2008 un consumidor no podía elegir la compañía de gas, pero desde esa fecha ya puede hacerlo, al igual que puede cambiar de distribuidora de gas sin ningún tipo de coste, salvo que existe un compromiso de permanencia con la compañía.

Es importante que antes de realizar el cambio, compares las tarifas de las distintas compañías para elegir la más económica. Una vez que tengas claro la compañía a la que te quieres cambiar, simplemente tendrás que llamar por teléfono a la misma y ésta se encargará de tramitar el cambio.

En este caso tampoco se suspenderá el suministro y el cambio no supondrá ningún coste adicional, salvo que tengas firmado un compromiso de permanencia con tu actual compañía de gas.

 

Cambiar de distribuidora de luz o de gas puede ser una forma de ahorrar, pero hay otras maneras de ahorrar en luz y gas: