acierto.com
Ahorro en luz

La factura de la luz ha subido desde el 2013 un 92% para los consumidores y un 143% para los profesionales, pero los hogares españoles podrían ahorrar hasta 61,5 euros al año si reducen en un tramo o en 1,15 kW la potencia contratada de la luz, tal y como revela el último estudio realizado por la Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética (ANAE). 

 

La factura de la luz se disparó en agosto de 2013 cuando el Gobierno decidió subir el importe de la parte fija de la factura, la correspondiente a la potencia contratada perjudicando a los consumidores que consumían menos y que vieron engordar el importe de su factura frente a los consumidores que más consumían que comenzaron a pagar menos de luz y electricidad. 

 

ANAE denuncia que la potencia contratada por todos los consumidores es de 185 GW frente a los casi 39 GW demandados de potencia, lo que da lugar a unas potencias contratadas excesivamente sobredimensionadas, especialmente para el consumidor doméstico, y denuncia además el mero interés recaudatorio de contar con un sistema de potencia contratada en lugar de un sistema de potencia demandada. Lo más llamativo es el importe de esa potencia contratada que nunca llegará a ser utilizada porque los consumidores no la necesitan y cuyo importe asciende a la friolera de 10.000 millones de euros, una cantidad nada desdeñable que reciben las compañías eléctricas simplemente por tener una potencia contratada mayor de la necesaria. 

 

Teniendo en cuenta que la potencia contratada es infinitamente mayor a la demanda, ANAE alerta de que, si un consumidor doméstico reduce dicha potencia en un tramo o en 1,15 kW, éste podría ahorrarse hasta 61,5 euros anuales. Además, si el usuario se pasa a una tarifa de discriminación horaria, el ahorro podría ser de 170 a 190 euros anuales. 

 

Para conseguir ese ahorro que promete la ANAE os recomendamos que echéis un vistazo a este artículo sobre reducción de la potencia contratada además de nuestra guía de ahorro en luz y electricidad

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?