acierto.com
CNE

Desde el año 2003 hasta mayo de este año, los consumidores hemos pagado nada menos de 11.823 millones de euros para financiar el déficit del sistema eléctrico, que actualmente suma la alarmante cifra de 26.062 millones.

 

Ahora tenemos un déficit que es necesario corregir, como señaló el gobierno hace unos días. El ministro de Industria, José Manuel Soria, aseguró hace poco que es necesario llevar a cabo una serie de medidas para terminar con este déficit que no nos van a gustar a los consumidores.  Hay que conseguir que el sistema se equilibre, esto es, que los ingresos sean suficientes para cubrir los costes y deje de generarse una deuda que va en aumento.

 

¿Quiénes acumulan esta deuda?

 

La mayor parte del pastel se lo lleva el Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE), que acumula un déficit de 18.914 millones de euros, que supone un 72,57% del total de la deuda. Le siguen las compañías eléctricas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural…) con 4.035 millones de euros (15,48%).

 

Desglosado por compañías eléctricas queda de la siguiente manera: 1.781 millones de Endesa, 1.412 millones de Iberdrola, 554 millones de Gas Natural, 245 millones de HC y 40 millones de E.ON España.

 

A prepararse para una subida de la factura

 

Por tanto conviene irse preparando “ante lo que se avecina”, porque ya avisó el ministro Soria que las medidas “no van a gustar”, lo que probablemente se traduzca en una subida de las tarifas.

 

¿Qué hacer? Lo mismo que llevamos haciendo durante todos estos años de crisis económica. Ahorrar, ahorrar y ahorrar. Podéis consultar algunos consejos para el ahorro eléctrico la guía de ahorro en la luz.

 

Recordamos los más importantes:

 

  • En primer lugar tenemos que decidir por qué compañía nos decantamos. Para ello podemos consultar el comparador que tienen en la web de la Comisión Nacional de la Energía.
  • Aunque suene a algo sabido, conviene revistar periódicamente nuestras facturas. Tenemos que saber cuánto estamos gastando y en qué. De esta manera podremos ir ajustando a nuestras necesidades reales y no pagar de más por algo que ni utilizamos ni necesitamos.
  • Apaga las luces cuadno no sean necesarias e incluso los electrodomésticos en stand-by. Es algo tan sencillo y tan repetido que a veces se nos llega a olvidar. Dejar las luces encendidas encarece nuestra factura. Además, es un buen ejercicio enseñarles a los más pequeños estos hábitos de ahorro.