acierto.com
Gasto en electricidad

La luz no para de subir, de hecho el término fijo de la factura de la luz ya es un 92% más caro que hace seis meses, después de que el Gobierno subiera esta parte del recibo un 18%. Ante este panorama es importante concienciarnos y llevar a cabo medidas de ahorro para reducir al máximo nuestro recibo de la luz y también para acabar con el consumo excesivo de energía. Y para ayudarnos a conseguir nuestro objetivo la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ha lanzado una serie de recomendaciones con motivo del Día Mundial de la Eficiencia Energética que se celebrará mañana, día 5 de marzo de 2014.

 

Llegados a este punto ¿qué podemos hacer para unirnos al reto de ahorrar y reducir al máximo nuestro consumo de energía? Es importante reeducarnos y adoptar nuevos hábitos de consumo de energía, pero no sólo en nuestro hogar, también en la oficina, en nuestro medio de transporte y, como no, también en nuestras compras.

 

Reduce el consumo de energía en tu casa, en el trabajo y en tus compras

 

Para empezar, nuestro domicilio debe contar con una estructura que facilite el ahorro de energía al máximo. De este modo es aconsejable contar con techos, muros y ventanas aislantes que nos protegan del frío y del calor evitando, así, utilizar en exceso el aire acondicionado y la calefacción. También es importante contar con electrodomésticos cuya eficiencia energética sea, al menos, A, A+ o superior que, a pesar de ser más caros, a la larga nos ayudarán a consumir menos en energía y así ahorrar en nuestra factura de la luz. Tener este tipo de electrodomésticos es importante, pero debes hacer un uso eficiente de ellos, es decir, debes desconectarlos de la luz cuando no los vayas a utilizar acabando así con el consumo fantasma que supone hasta el 11% de la factura.

 

Cuando estamos en la oficina no solemos preocuparnos del gasto que realizamos en electricidad porque en definitiva no sale de nuestro bolsillo, pero eso no quiere decir que debamos derrochar los recursos energéticos que tenemos a nuestra disposición. Es recomendable contar con regletas para desconectar rapidamente el "stand by" de los aparatos eléctricos, así como apagar la pantalla del ordenador y demás aparatos eléctricos cuando no los estemos utilizando.

 

También debemos ser eficientes en la elección del medio de transporte que utilizamos para ir al trabajo porque si bien lo más cómodo para nosotros es ir en nuestro propio coche, quizás no es lo más económico ni eficiente desde el punto de vista del consumo de energía. Existen alternativas más sanas como la utilización de coches compartidos, el transporte público, la bici o, si tu trabajo está cerca de tu casa, ir andando.

 

Por último, a la hora de comprar es recomendable optar por comercios que estén cerca de nuestro domicilio de manera que no tengamos que desplazarnos lejos. En este sentido también existe la opción de realizar la compra a través de Internet y que te la lleven gratis a casa. Con este sistema en un mismo viaje el supermercado puede llevar la compra a varios hogares y ahorrar así en energía.

 

Siguiendo todas estas recomendaciones podremos ahorrar mucho en energía reduciendo así nuestra factura de la luz y además contribuiremos a reducir el consumo de uno de los bienes más preciados y caros de la actualidad, la energía. Estos consejos y otros muchos más los puedes encontrar en nuestra guía de ahorro en luz.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?