acierto.com
Bombilla

El pasado 17 de diciembre el grupo parlamentario Izquierda Plural formado por Izquierda Unida (IU), Iniciativa por Cataluña Verdes (ICV) y Chunta Aragonesista (CHU) presentó un proyecto de Ley contra la "Pobreza energética" que buscaba prohibir a las compañías eléctricas cortar durante el invierno el suministro de luz a las familias que, por problemas económicos, no puedan hacer frente al pago de la factura de la luz.

 

Esta propuesta aboga por prohibir el corte de suministro de luz, gas o agua durante los meses de invierno a las familias con dificultades económicas para pagar estas facturas, definir un servicio esencial que no se pueda cortar, aplicar un IVA más reducido que el actual, regular un sistema público de precio social para las familias con pocos recursos, así como aprobar un plan contra la "Pobreza energética".

 

De hecho otros países ya aplican una economía social de mercado que ofrezca mejores condiciones de suministro a aquellas familias en graves situaciones económicas. También en Cataluña se han tomado medidas para acabar con los cortes de suministros y la Junta andaluza ha propuesto suministros gratuítos de agua y luz para los andaluces más necesitados.

 

Sin embargo, esta propuesta que podría acabar con la delicada situación que atraviesan un gran número de familias, no saldrá adelante ya que el Gobierno ha rechazado su tramitación. Según las palabras del diputado ppular Mario Flores "el Gobierno ya ha tomado "medidas urgentes"para atajar este fenómeno, tanto en el plano social para proteger a las familias más vulnerables, como dentro de la Ley del Sector Eléctrico como la garantía del suministro a un menor coste, el refuerzo de los mecanismos de protección al consumidor, el bono social y las medidas de eficiencia energética, entre otras iniciativas".

 

Este rechazo ha provocado la protesta de todos los grupos de la oposición que consideran que el Gobierno debe plantear medidas para acabar con esta situación que provocó que el año anterior 1,4 millones de familias españolas sufrieran cortes en sus suministros por no pagar el recibo de la luz.

 

Pero esto no es lo peor y es que no hay que olvidar que el corte de estos suministros agrava aún más la situación de estas familias, llegando a provocar problemas de salud además de otras consecuencias negativas, físicas y psicológicas en su calidad de vida.

 

Más información: