acierto.com
Presidente de Iberdrola, Ignacio S. Galán

La Reforma Energética del Gobierno continúa levantando ampollas entre diferentes sectores de la economía y es que ahora es Iberdrola la que denuncia el efecto negativo que tiene esta Reforma sobre sus beneficios.

 

Iberdrola ha asumido un impacto regulatorio de 1.010 millones de euros que le ha obligado a reducir las retribuciones a sus acciones, a causa principalmente de la Reforma Energética del Gobierno y a cambios normativos en otros países de la zona Euro.

 

 

La compañía considera que la Reforma Energética aprobada por el Gobierno no contribuye a garantizar la competitividad del sistema en favor ni de los consumidores, ni de las eléctricas, además de no frenar la generación del déficit de tarifa.

 

Estas declaraciones por parte de la compañía chocan con la opinión generalizado por parte de los consumidores, de los cuáles el 94% desconfía totalmente de estas compañías además de considerar que el coste de la energía producida por éstas es mucho menor que el beneficio que reciben en contraprestación.

 

A pesar de estos problemas, sumados a otros ya existentes, la compañía ha llevado a cabo varias medidas que han hecho posible que el beneficio neto sólo descienda un 3% hasta los 2.275 millones de euros.

 

Otras noticias que pueden interesarte: