acierto.com
Metro Madrid

Las bondades de la tecnología LED no han pasado desapercibidas para el Metro de Madrid, que ha decidido dar el salto y sustituir toda su iluminación fluorescente por bombillas LED. De momento solo un prototipo se ha instalado en la línea 3, pero cuando acaben las obras en 2014 se espera que se ahorren unos 4 millones de euros anuales gracias a una reducción del consumo del 70 %.

 

Cuando acaben las obras, 400.000 tubos fluorescentes habrán sido sustituidos y toda la iluminación, renovada en todas las estaciones de la red, en trenes y depósitos sin ninguna merma en la calidad de la iluminación. Esto unido a la implantación de un nuevo sistema de regulación de los niveles lumínicos permitirá llegar al 70 % de ahorro anual. Este nuevo sistema permite regular la intensidad de la luz en función de ciertos parámetros, como si el tren está presente o ausente.

 

Como ya os habíamos contado, Metro de Madrid podrá beneficiarse de las ventajas de la tecnología LED como la mayor duración (las bombillas LED duran unas 50.000 horas mientras que los tubos fluorescentes aguantan unas 17.000 horas) y son mucho más ecológicas (se reducen los residuos generados por Metro de Madrid en dos tercios y la emisión de CO2 en más de un 45%).

 

De momento todo es un plan. Lo que se ha instalado realmente es un prototipo en uno de los andenes de la estación de Callao (Línea 3) que permitirá probar el sistema y recoger datos. Este prototipo incluye las especificaciones técnicas definidas para la futura iluminación de Metro de Madrid después de que se hayan realizado muchas otras pruebas en diversos andenes de la red.

 

Esta medida se enmarca en un plan que permitirá ahorrar hasta 12 millones de euros anuales. Eso sí, desconocemos si todo este ahorro repercutirá en los viajeros, que en los últimos años han visto cómo usar el transporte público subía de una manera desproporcionada.