acierto.com
Torre de luz

El pasado fin de semana el Gobierno nos sorprendió con una subida del 18% en el término fijo de la factura de la luz, después de que en el mes de agosto ya se incrementará esta parte de la factura, consiguiendo así que la parte fija del recibo de la luz sea ya un 92% más cara que hace seis meses, según informa la Confederación Española de organizaciones de amas de casa, consumidores y usuarios (CEACCU).

 

Esta parte de la factura se corresponde con la potencia que tenemos contratada y es independiente del consumo que realicemos, de modo que aunque nuestro consumo baje este importe se mantendrá igual. Pero además no hay que olvidar que el precio por kW consumido, es decir la parte correspondiente al consumo realizado, subió el pasado mes de enero un 2,3%. Así, en tan sólo un mes, el recibo de la luz ha aumentado un 20,3%.

 

De este modo, para un hogar que tenga contratados 5,7 kW, la subida del término fijo de la factura de la luz puede suponer un sobrecoste medio anual de 114 euros, que en tiempos de crisis como el actual hará que muchas familias tengan graves problemas para afrontar el pago del recibo de la luz.

 

Desde CEACCU consideran que este nuevo incremento "es injusto y penaliza a las familias que peor lo están pasando" y además declara que "es intolerable que la respuesta a las estrecheces de las familias sea mantener alto el precio de su factura a pesar de sus renuncias en bienestar para conseguir un mínimo ahorro reduciendo su consumo. Se trata, parece, de mantener unos ingresos constantes para las grandes eléctricas, precisamente cuando cae el consumo".

 

A la vista de los últimos acontecimientos, buscar opciones de ahorro en la factura de la luz es la única vía para reducir el importe de nuestra factura. Hay varias opciomes como reducir la potencia que tenemos contratada, cambiar de distribuidor eléctrico o acabar con el consumo fantasma.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?