acierto.com
Pagar menos de luz

A partir de julio de 2009 es posible escoger entre dos tarifas de la luz diferentes. Por un lado tenemos la Tarifa último recurso (TUR), cuyo precio lo fija el Gobierno, y por otro, el mercado libre, donde las comercializadoras compiten entre sí para ofrecer el mejor precio. La tarifa que debemos escoger, dado que la luz nos va a llegar en las mismas condiciones a nuestro hogar, es simplemente la que nos salga más barata. Os indicamos cuál es...

 

La Tarifa de Último Recurso es una tarifa que fija el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y que se puede contratar con cualquiera de las empresas comercializadoras de último recurso. En el caso de los consumidores de electricidad, pueden acogerse a la tarifa de último recurso aquellos consumidores en baja tensión con potencia contratada menor o igual a 10kW.

 

Otras características de la TUR, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), son las siguientes:

  • El servicio técnico recae en el distribuidor y el comercial, en el comercializador de último recurso, que debe ser diferente al comercializador que ofrece tarifas de mercado libre.
  • Los precios y condiciones están regulados, según las tarifas de último recurso aprobadas por la Administración.
  • Existe una autoridad donde reclamar (la comunidad autónoma).
  • La zona y la red de distribución condicionan una determinada calidad del suministro. El responsable es el distribuidor.

 

Las tarifas TUR aplicables a partir del 1 de Enero de 2014, son:

  • Término de potencia: TPU = 35,649473 euros/kW y año.
  • Término de energía: TEU. Modalidad sin discriminación horaria: TEU0 = 0,133295 €/kWh. Modalidad con discriminación horaria de dos periodos: TEU1 = 0,161328 €/kWh. TEU2 = 0,058403 €/kWh. Modalidad con discriminación horaria supervalle: TEU1 = 0,163318 €/kWh TEU2 = 0,072688 €/kWh TEU3 = 0,044552 €/kWh.

 

En tu factura de la luz actual puedes ver los precios del hWh y comprobar si disfrutas de al menos la tarifa TUR. Si pagas más, cámbiate a la TUR inmediatamente porque es fácil y no tienen ningún coste. Pero si quieres ahorrar un poco más (no mucho) debes acudir al mercado libre, donde en estos momentos se ofrecen tarifas algo más baratas.

 

Las principales características del suministro en el mercado libre son:

  • El servicio comercial lo presta el comercializador. El servicio técnico, el distribuidor.
  • Los precios y condiciones son libres.
  • Los precios tienen que figurar en el contrato.
  • El comercializador puede ofrecer además otros servicios.
  • Las discrepancias se dirimen en los tribunales.
  • Se mantiene la misma calidad del suministro y el responsable es el distribuidor.

 

Para no liarse, lo mejor es siempre acudir a un comparador. El propio Gobierno tiene uno siempre actualizado que os recomendamos visitar. Tras introducir algunos datos básicos, nos ofrecerá los precios del mercado libre y de la TUR para que podamos escoger la mejor opción. En cualquier caso el mercado eléctrico dista mucho de ser un mercado de competencia perfecta y los descuentos que vamos a encontrar son muy escasos, pero no por ello hay que despreciarlos.

 

Antes de pasar al mercado libre, la CNMC recomienda encarecidamente pedir el contrato en papel por correo y leerlo bien con atención antes de firmarlo y resolver antes de firmarlo cualquier duda que pudiera existir.

 

Para acabar, recordad que el consumo eléctrico solo supone en torno al 40% de la factura de la luz, el resto corresponde a impuestos y peajes, que son el término fijo. Para abaratar este término fijo podéis encontrar todos los trucos en nuestra guía de la luz, y con más detalle explicamos en otros artículos cómo bajar la potencia eléctrica y contratar la tarifa de discriminación horaria.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?