acierto.com
Nueva campaña de la DGT

La Dirección General de Tráfico ha anunciado que durante esta semana y hasta el domingo 24 de agosto va a intensificar los controles de velocidad en todo tipo de vías, pero especialmente en las convencionales, en una nueva campaña para luchar contra el exceso de velocidad. Las multas por superar los límites oscilan entre los 100 y 600 euros, aunque también se contempla la pena de prisión.

 

El máximo permitido para turismos y motos en autopistas y autovías es de 120 km/h, mientras que en carreteras secundarias es  de 100 km/h y de 90 km/h en función de la anchura del arcén y en vías urbanas lo genérico es de 50 km/h. Los conductores que incumplan estas normas tendrán que hacer frente a diversas sanciones, que variarán en función del exceso de velocidad superado. De manera general, se aplicarán multas de 100 a 600 euros y la pérdida de entre 2 y 6 puntos.

Sin embargo, si el exceso supera en 60 km/h la velocidad en vía urbana o en 80 km/h en vía interurbana a la permitida, estaríamos ante un delito y la pena sería  prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días. En todos los casos, se retira el carnet de conducir de uno hasta cuatro años.

 

Causa de uno de cada cuatro fallecidos en accidente de tráfico

 

Según los datos de Tráfico, el cumplimiento de los límites de velocidad evitaría la muerte de al menos 350 personas al año, puesto que uno de cada cuatro fallecidos han muerto por este motivo. La DGT también apunta a que el año pasado más de un millón de conductores fueron detectados circulando con exceso de velocidad y que son las carreteras convencionales las que más siniestros registran debido a que es donde menos se respetan los límites establecidos.

La Organización Mundial de la Salud también asegura que la limitación legal de la velocidad y su observancia reducirían de forma significativa los accidentes y las lesiones causadas por el tráfico. Además, un informe de la OMS establece que a partir de 80km/h es prácticamente imposible que un peatón se salve en un atropello. A una velocidad de 30km/h, el riesgo de muerte del peatón se reduce al 10%.

Sin embargo, otros estudios revelan que estamos ante un riesgo todavía no interiorizado. En un estudio a nivel europeo, SARTRE 3, financiado por la UE sobre comportamientos  y actitudes sociales, se estima que el 25% de todos ciudadanos de la Unión Europea admite superar los límites de velocidad en las autopistas y autovías y el 13%  en las carreteras convencionales.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?