acierto.com
Varios vehículos esperan a ser reparados

Siempre surgen las dudas de cuánto tiempo debe pasar un vehículo en un taller para su reparación. No son pocos los casos que conocemos de vehículos que alargan su estancia aquí sin solución alguna para el problema que tenían cuando entraron. Ante esta incertidumbre, al que ni siquiera la ley que rige la normativa de consumo aclara, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM) ha resuelto junto con el Instituto Nacional de Consumo (INC) y las comunidades autónomas que el periodo máximo de estancia de un automóvil en un taller debe ser de veinte días.

 

La normativa vigente establece que la entrega de un vehículo a reparar debe hacerse en un “plazo razonable” y que de no cumplir con esta máxima, el cliente podría solicitar una rebaja del precio o incluso la resolución del contrato, es decir, el acuerdo y el presupuesto expedido en el momento del ingreso del vehículo. En caso de llegar a este punto, el taller debería devolver el coche en el mismo estado en el que entró, reinstalando si fuera necesario los componentes dañados que tenía. Sin embargo esta normativa no da un plazo concreto.

 

Ahora Ganvam ya ha revelado el número de días que debe estar el vehículo en el taller para su reparación, y aquí se incluye el tiempo necesario para el pedido de las piezas a sustituir, la recepción y la instalación en el vehículo, así como la comprobación de que el automóvil funciona como debe. A partir de aquí, se podría valorar si este periodo es insuficiente y debe ser superior por la gravedad de los daños que sufría el coche.

 

Además, en caso de retrasos, Ganvam recomienda guardar todas las facturas de pedidos de piezas y respuestas de los proveedores de los repuestos para evitar problemas ante posibles retrasos en la entrega del vehículo según las fechas acordadas para su devuelta al cliente.

 

Por el contrario, si el propio taller no puede acreditar que el origen del retraso no es suyo al carecer de estos documentos antes referidos, el cliente tendrá derecho a solicitar la devolución del vehículo en su estado original, el mismo con el que entró, pudiendo incluso reclamar algún tipo de indemnización por daños y perjuicios por el tiempo que no pudo usar el vehículo. Además, esta falta podría suponer una demanda por incumplimiento de la relación contractual con la efectividad de la garantía.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?