acierto.com
A veces la reparación es imposible en la vía pública

En el periodo vacacional aumentan tanto el número de viajes realizados como el kilometraje de los desplazamientos. Así, pequeños problemas o ruidos en los que no nos fijamos durante el resto del año se convierten en peligrosos cuando pretendemos hacer varios cientos de kilómetros de golpe, y no solo porque produzcan una avería y no lleguemos a nuestro destino sino porque pueden poner en riesgo nuestra vida, la de nuestros acompañantes, y la del resto de vehículos con los que compartamos la vía. Es por esto por lo que se hace necesario una importante revisión antes de iniciar estos viajes porque las cifras hablan por sí solas: un estudio del RACE muestra que en los 28 primeros días de julio, las atenciones por averías por falta de mantenimiento han aumentado un 21,3% con respecto al mismo periodo del mismo mes del año anterior.

 

El club con más asociados del país, más de ocho millones de vehículos, atestigua más de 120.000 asistencias en las cuatro primeras semanas del mes, con un notable aumento de atenciones por la falta de un estado óptimo de los diferentes elementos del vehículo. Esto ya se indujo en el informe presentado por el Observatorio Español de Conductores (DUCIT), en el que participa el propio RACE, donde se señalaba que, por culpa de la crisis, el 70% de los automovilistas españoles habían reducido los gastos en partidas tan importantes del vehículo como el mantenimiento del vehículo, las reparaciones, el uso de autopistas de peaje, el cambio de neumáticos, o las coberturas del seguro. Y todo esto tiene sus consecuencias.

 

Según los datos manejados por el RACE hasta el día 28 habían aumentado un 21,3% las solicitudes de asistencia mecánica en carretera. En el caso de los neumáticos, las atenciones han crecido un 13%, mientras que solo los reventones han aumentado un 300%.

 

Es por esto que el RACE recomienda realizar todas las operaciones de mantenimiento indicadas por el fabricante tanto por tiempo como por kilometraje del vehículo. Y al mismo tiempo, señala que es de gran importancia contar con algunos elementos en el interior del coche como es una linterna o un foco, un juego de lámparas por si se funde alguno de nuestros faros, un gato, una tuerca de seguridad, una llave por posible pinchazo, triángulos de pre-señalización de peligro, chaleco reflectante y, por supuesto, el teléfono de contacto de tu asistencia en viaje, para ayudarte a continuar tu viaje.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?