acierto.com
WhatsApp

Si hay una aplicación que ha revolucionado el mercado de las telecomunicaciones, esa es WhatsApp. Su éxito, basado en chat gratis entre teléfonos inteligentes, ha sido incontestable, pero después de una buena temporada gratis en Android y otros sistemas operativos móviles, ahora pasa a ser de pago, según comunicaciones de la propia empresa a comienzos de semana, y no se habla de otra cosa en las redes sociales...

 

El motivo de la discordia no es que haya que pagar, sino el desigual trato que se está dando a los usuarios de iPhone frente al resto de sistemas móviles (Android, BlackBerry, Windows Phone, y Nokia). En los sistema de Apple la aplicación siempre fue de pago y por 0,89 euros se puede comprar y usar para siempre, mientras que los usuarios del resto de sistemas operativos la han disfrutado durante un año gratis y ahora pasa a ser de pago, pero con una cuota anual de 0,89 euros y no con un solo pago.

 

La explicación la encontramos en que las estrategias han sido diferentes porque WhatsApp considera que los usuarios de Apple están más dispuestos a pagar desde el principio, mientras que los de otros sistemas están más acostumbrados a las aplicaciones gratis.

 

El precio que se pide por la “app” no es desorbitado y el servicio que se proporciona ahorra mucho dinero en llamadas y mensajes de texto, pero esa no es la cuestión. Si las redes sociales se han incendiado con este asunto es por el desigual trato dado a los usuarios en la estrategia de comercialización.

 

En cualquier caso, nada impide a un usuario comprar la aplicación en un sistema iOS, realizar el primer y único pago y luego usar Whatsapp en cualquier dispositivo para siempre, incluyendo Android, pero si estás realmente indignado, hay alternativas gratuitas que te permitirán dejar de usar WhatsApp:

 

  • Telegram: Desde Rusia nos llega la última revelación encuanto a mensajería instantánea: Telegram. Sus ventajas son tantas que ha ha triunfado sin paliativos en España desde que se lanzó en castellano. A mí personalmente la que más me gusta es la posbilidad de descargarme el cliente no oficial al PC y poder chatear también desde ahí con mis contactos, aunque no es la única característica interesante: también se puede usar en el iPad, es más rápido debido a su infraestructura, está cifrado desde el principio, permite ser usado para almacenar fotos y vídeos y sus creadores han prometido que lo mantendrán libre de publicidad y de recargos.
  • Snapchat: Esta aplicación cuenta con una característica con la que también cuenta Telegram: la posibilidad de enviar mensajes y archivos multimedia que se autodestruyen a los pocos segundos. Antes de comprar WhatsApp, se rumoreaba que Facebook había llegado a ofrecer 3.000 millones de dólares por esta aplicación gratuita, que fue hackeada hace poco.
  • Line: Esta aplicación, completamente gratuita, es muy similar a WhatsApp. De hecho, le supera en algunas funcionalidades. Es por eso que sus creadores ya presumen de más de 100 millones de usuarios en todo el mundo. Llamadas y mensajes gratis, red social, chat de grupo, pegatinas... No le falta nada.
  • Viber: Si Line presumía de usuarios, Viber aún más: la usan 140 millones de usuarios que pueden conectarse gratis a una red en la que pueden llamar con calidad HD, enviar mensajes de texto y fotos, y todo gratis y sin publicidad.

 

Y si estas “apps” no son suficientes, siempre te quedarán los messengers de toda la vida como el de Yahoo!, Skype o el de Facebook.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?