acierto.com
liberacion-moviles-gratis

Hace poco, Orange anunció que liberaba de forma gratuita, incluso con compromiso de permanencia en vigor, los terminales móviles de sus clientes. Una resolución en la que debía de devolver el importe cobrado a uno de sus usuarios quizá fuera el detonante para que la operadora tomara esta medida...

 

Con esta decisión, además, se beneficiaron los clientes de amena.com, el Operador Móvil Virtual de Orange (OMV). Movistar ya dio este paso hace tiempo, pero todavía quedan otras que se resisten a hacerlo o solo lo hacen con unas determinadas condiciones.

Recordemos que tener un móvil libre significa que se puede utilizar con cualquier tarjeta SIM de cualquier operador. Desbloquearlo es tan sencillo como conseguir que tu compañía de teléfono te facilite un código de desbloqueo (simlock) que debes introducir en el terminal.

Es cierto que los tiempos están cambiando: tener un móvil libre hace unos años era casi una fantasía, sobre todo para el usuario medio. Y si querías liberar el móvil, tenías que hacerlo por tus propios medios y te arriesgabas a que el terminal sufriera algún daño y no funcionara correctamente.

Ahora, después de la jurisprudencia y la presión de las organizaciones de consumidores se ha conseguido que muchas compañías liberen los móviles de forma gratuita. De hecho, muchas ya venden sus terminales liberados, aunque otros – que suelen tener compromiso de permanencia – estén sujetos a la compañía.

Como vemos, los tiempos han cambiado. Sin embargo, hay algunas preguntas en el aire: ¿Las compañías que todavía cobran por liberar el móvil están incurriendo en una práctica ilegal? ¿Qué puede hacer el consumidor? ¿Cuánto cuesta liberar un móvil?

 

Legalidad vigente: cláusulas abusivas

 

Cobrar por liberar un móvil o negarse a hacerlo son prácticas, según un informe de la Comisión de Cooperación de Consumo, que constituyen infracciones sancionables por las autoridades competentes de conformidad con el artículo 49.1 del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (TRLGDCU).

En marzo de este año, una sentencia daba la razón a un usuario de Orange por pagar compensaciones económicas por liberar sus terminales. En concreto, la compañía cobró 21,78 euros. Este usuario, socio de Facua - Consumidores en Acción, una de las federaciones de consumidores más activas en los últimos años con este tema, solicitó que a través de esta organización tramitara una denuncia para la devolución.

El proceso tuvo efecto y Orange tuvo que restituir lo cobrado. De hecho, poco después anunció que liberaba los móviles de forma gratuita, aún habiendo contrato de permanencia en vigor.

 

La presión de las organizaciones de consumidores se ha conseguido que muchas compañías liberen los móviles de forma gratuita

 

Sin embargo, una de las compañías que todavía no ha dado el paso para la liberación gratuita de los terminales de sus clientes es Vodafone. En los foros, son muchos usuarios los que les piden que lo hagan gratis para los que ya han terminado su permanencia, pero la operadora asegura que no hay ninguna ley que les obligue a ello y que la normativa vigente sólo les obliga a “proporcionar la posibilidad de solicitar la liberación de los teléfonos y dispositivos adquiridos”.

En realidad, el "quid" por lo que parece es lo que se quiera entender como “cláusulas abusivas” que es lo que se indica en el artículo 49.1 del TRLGDCU. Puede que efectivamente, ninguna ley obligue a las compañías a liberar de forma gratuita los móviles. Otra cosa es que se pueda considerar una práctica abusiva que vaya en contra de los derechos de los consumidores, que es fundamentalmente en lo que se están basando las resoluciones favorables al usuario.

Lo que sí existe es un informe del Instituto Nacional de Consumo, elaborado por la Comisión de Cooperación de Consumo en 2012, que concluye: “En el supuesto de que un usuario haya adquirido un terminal "subvencionado" y haya finalizado el período de permanencia o, en caso de querer resolver el contrato, haya abonado la penalización correspondiente, teniendo en cuenta que por parte del consumidor se ha cumplido con las obligaciones contractuales, y la empresa, conforme a los requisitos que ella misma establece en el contrato, ha recuperado el importe del terminal subvencionado, el operador no puede negarse a liberar el terminal, cobrar al usuario por facilitarle el código para el desbloqueo o dilatar en el tiempo la entrega del código cuando el usuario ya ha cumplido con su parte del contrato. En el caso de que el cliente, dentro del periodo de permanencia, estando al corriente del abono de la factura y manteniendo el contrato durante el periodo de permanencia acordada, quiera hacer uso del terminal con una tarjeta de otro operador porque en un momento dado tenga condiciones económicas más ventajosas, el operador no puede negarse a liberar el terminal, limitando los derechos del consumidor si éste está cumpliendo con las obligaciones que contrajo en el momento de contratar”

 

Los usuarios deben reclamar y denunciar este tipo de prácticas ante los organismos de consumo de su localidad

 

Así que de esta forma, tenemos un informe del Instituto Nacional de Consumo en el que insta a las operadoras a hacerlo de forma gratuita y una ley en la que se sancionan prácticas abusivas. El usuario tendrá entonces que acudir a las oficinas de consumo para tramitar sus reclamaciones y que los organismos competentes establezcan si efectivamente hay un abuso en este tipo de prácticas.

 

Cómo liberar el móvil en Vodafone y Yoigo

 

Como decimos, Orange y Movistar proporcionan el código de desbloqueo sin coste, incluso con contrato de permanencia en vigor (en el caso de Orange), llamando a sus números de atención al cliente. Pero hay otras compañías como Vodafone y Yoigo que establecen condiciones particulares para hacerlo.

Vodafone en su sección Simlock del apartado Legal y regulatorio de su web explica cómo solicitar el código de desbloqueo. En este caso, el terminal tiene que haber sido adquirido en Vodafone y debe haber terminado el período de permanencia del terminal. El coste es de 9,68 euros (IVA incluido) y para hacer la gestión hay que llamar al 123.

En el caso de Yoigo, el código de liberación te lo proporcionan de forma gratuita, enviando un mensaje de texto al 622. Sin embargo, hay que cumplir tres condiciones: comprar el terminal con una línea de contrato, haber cumplido la permanencia con esa línea y seguir siendo cliente de contrato.

Es decir, que si compraste un móvil en Yoigo, pero has hecho una portabilidad a otra compañía, y ahora quieres liberar el dispositivo, olvídate. Lo curioso es que si quieres liberar un móvil comprado en otro operador para hacer una portabilidad a Yoigo con una tarifa de contrato, te facilitan la liberación. Eso sí, advierten de que esta compañía no desbloquea los teléfonos, sino que lo hace otra empresa.

 

Dónde y cómo reclamar

 

Como decimos, los usuarios deben reclamar y denunciar este tipo de prácticas ante los organismos de consumo de sus comunidades autónomas.

Por ejemplo, Facua ha preparado un modelo de reclamación para que los usuarios tengan más fácil poder denunciar estas prácticas. En este texto se incluyen varios supuestos para que cada cliente pueda elegir su caso particular y solicita a las autoridades competentes a que inste a la compañía denunciada a la liberación gratuita o a devolver la cantidad cobrada por una práctica abusiva, ilegal y sancionable contraria a lo establecido en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias (TRLGDCU).

Así que si entendéis que vuestra compañía está actuando de forma abusiva y, por lo tanto, ilegal, no dudéis en reclamar.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?