acierto.com
móviles de Xiaomi

Probablemente sin querer y sin haberlo estudiado previamente, los fabricantes chinos de móviles considerados de “segundo nivel” están viendo cómo sus ventas están creciendo en nuestro país. La razón es sencilla, ofrecen teléfonos móviles inteligentes con las mismas o incluso mejores prestaciones que las marcas más asentadas en Europa y Estados Unidos a un precio más barato. Lenovo, Xiaomi, Oppo, ZTE o Meizu son las marcas que más fuerte están pegando en nuestro país y que aunque todavía no le quitan cuota de mercado a Samsung, Sony o Apple, sí empiezan a sonar entre los expertos en móviles y con buenas referencias.

 

Hay dos formas para hacerse con un móvil de un fabricante chino: mediante portales de venta como Aliexpress, Pandawill o AndroidSale - donde será muy importante leerse las condiciones de venta -, entre otros, o a través de distribuidores españoles que han visto en este tipo de dispositivos una oportunidad para ver crecer sus negocios. En este caso, por ejemplo, está la empresa española Smart Technology Brands comercializa de forma oficial las marcas ThL y iNew.

 

Seguirán surgiendo más preguntas: ¿Es seguro?, ¿y el impuesto de aduanas?, ¿el servicio técnico?, ¿garantía? Si optamos por comprarlo a través de un distribuidor español tendremos dos años de garantía, que es lo obligado por ley en España, soporte técnico y nos podemos ahorrar algún disgusto con el que no contábamos (desde recibir una falsificación hasta esperar seis semanas a recibirlo o ver cómo se incrementa el precio por el pago de aranceles). Eso sí, se encarecerá el coste en relación a comprarlo en un portal de intermediarios. Y no todas las marcas tienen un socio en España. Por ejemplo, Xiaomi está empezando su andadura internacional con una primera expansión a Singapur y ha cerrado su canal de comercialización en nuestro país.

 

Por otro lado, si se utiliza un portal como los mencionados, la garantía se reduce a un año, habrá que tener en cuenta que puede conllevar un coste imprevisto en función del tipo de envío que se realice. Por ejemplo, si el envío es por correo, te llegará más tarde, pero será más improbable que se retenga en la aduana – de hecho, en muchas de las páginas te explican cómo lo hacen para saltarse este pago (algo que no debería ser así). Mientras que si se utiliza un envío con una empresa de mensajería especializada puede que haya que pagar los aranceles (un 21% más aproximadamente). Como vemos, los plazos de entrega se alargan aunque si tienes suerte en una semana lo puedes tener en tus manos y si tienes algún problema con el móvil tendrás que pagar el envío a China.

 

En general, las experiencias de los usuarios están siendo positivas. Lo importante es leerse la letra pequeña, asegurarse de que el móvil que se recibe es original, que está el modelo disponible, cuáles van a ser los costes de envío y cómo se va a producir este y qué cubre la garantía. Si estás buscando un Smartphone y quieres ahorrar, no dudes en analizar los móviles chinos y ver si te convencen.

 

Otros artículos interesantes:

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?