acierto.com
Windows 10

El próximo 21 de enero se presentará Windows 10, el último sistema operativo de Microsoft, y aunque llevamos tiempo escuchando especulaciones sobre sus características técnicas, también se está hablando mucho de su precio y la forma en la que la compañía lo va a comercializar. Se rumorea que podría tener un coste muy bajo para el usuario o incluso ser gratis.

 

La posible gratuidad del sistema operativo está llevando a fabricantes, expertos del sector y periodistas especializados a analizar las ventajas y desventajas que esta medida podría traer para usuarios y para la propia compañía. A estas alturas, parece que la gratuidad total está descartada, pero y ¿si Microsoft finalmente se decantara por esta estrategia y regalase el sistema operativo en sus dispositivos tal y como hacen Apple o Google?

 

Desventajas para el mercado

 

A priori, las principales desventajas serían para la compañía. Lógicamente, a corto plazo estaría perdiendo dinero con Windows 10 que tendría que obtener a través de servicios asociados o mediante acuerdos comerciales con fabricantes para incrementar las ventas de los equipos. Lo que sí parece claro es que Microsoft va a cambiar la forma en que vende sus sistemas operativos, aunque aún desonocemos de qué forma y en qué medida.

Otros que no ven la medida clara son los fabricantes que, según recogen los medios especializados en tecnología, no estarían muy a favor de regalar el sistema operativo, puesto que sería complicado que los usuarios compraran nuevos equipos. Una opinión que coincide con la de algunos analistas que añaden que además sería más difícil cobrar por siguientes versiones de Windows si la 10 resultara totalmente gratuita.

 

El consumidor, beneficiado

 

Pero por otro lado, también hay beneficiarios, en primer lugar, los usuarios que no tendrían que desembolsar un precio por licencia. Aunque como decimos la gratuidad total está prácticamente descartada, hay expertos que consideran que tarde o temprano Microsoft tendrá que tomar una medida similar a la que Apple y Google ya han llevado a cabo, especialmente, en el mercado de consumo. 

Otro de los rumores es que se presentaría el nuevo Windows 10 como una actualización gratuita para Windows 8 o incluso Windows XP. Recordemos que el primero ha obtenido muchas críticas, mientras que el segundo es un sistema obsoleto, aunque todavía lo utilizan en torno al 37% de los usuarios.

Con esta medida, Microsoft conseguiría borrar a Windows 8 del mapa y hacer que todos aquellos que todavía usan Windows XP le digan definitivamente adiós si la configuración de su PC se lo permite.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?