acierto.com
xiaomi-exito

Esta semana el portal especializado Techcrunch publicaba una entrevista con Hugo Barra, VP internacional de Xiaomi, en la que se le preguntaba directamente cómo era posible mantener los precios tan bajos. Las claves para arrebatar el primer lugar a Samsung en la lista de ventas de smartphones en China parecen estar en una combinación de varios factores: un pequeño portfolio de productos, acuerdos con los fabricantes de componentes y un tiempo de venta de cada dispositivo más amplio.

 

Fundada en Pekín en 2010 por Lei Jun, lanzó su primer smartphone en 2011, y en cuatro años se ha convertido en el primer vendedor de teléfonos inteligentes en China y está en camino de convertirse en el tercero del mundo. A pesar de que en diversas entrevistas, tanto Lei Jun como Hugo Barra tratan de desmarcarse de Apple, muchos les han acusado de copiar, no sólo la imagen de sus productos, sino también del alma mater de la compañía de la manzana, Steve Jobs. Como dato curioso, Lei Jun viste en sus presentaciones camiseta negra y vaqueros y la forma de mostrar sus nuevos productos se asemeja bastante a la puesta en escena en Jobs.

Pero más allá de la anécdota, la realidad es que en muy poco tiempo se han convertido en una empresa con importantes cifras y cuyo éxito en China y los llamados países emergentes parece asentarse. Sólo un ejemplo, vendieron en minuto y medio 100.000 unidades de su modelo Xiaomi Red Rice. Su principal baza es ofrecer teléfonos de gama alta a precios mucho más bajos que sus rivales Apple o Samsung.

 

Mayor tiempo de venta y acuerdos con proveedores

 

En palabras de Barra, tres serían las principales razones para ser capaces de mantener precios tan distantes de los de sus rivales. En primer lugar, alargar el tiempo de vida de sus productos. Es decir, continuar vendiendo viejos terminales a precios bajos incluso después de tener en el mercado dispositivos más novedosos. De esta forma, por ejemplo, el Mi2 y Mi2s han estado a la venta durante más de dos años.

Y esta forma de mantener su reducida gama de productos (sólo tienen dos familias) a la venta, además, les ayuda a establecer precios más económicos con los proveedores de sus componentes. Según Barra, la gran mayoría de los componentes de sus dispositivos suelen ser los mismos, así que mantienen sus contratos y el mismo descuento en estas piezas.

Hay más factores que ayudan también a tener precios más bajos, como la cercanía a las plantas de fabricación o un marketing exclusivamente online. Además, no cuentan con tiendas físicas para la venta, puesto que comercializan sus productos a través de Internet y suelen hacerlo en función de la demanda. De ahí que la mejor forma para comunicar sus lanzamientos y sus novedades sean las redes sociales y el mundo digital. Han conseguido además crear una importante comunidad de usuarios a los que no sólo ofrecen nuevos productos, sino también otros servicios.

Además no sólo venden terminales, también accesorios y juegos y tienen acuerdos con operadores móviles. Es la tercera empresa de comercio electrónico en China. De hecho, en una entrevista en Reuters en 2013, Lei Jun decía que prefería que les compararan con Amazon y no con Apple, tanto por su apuesta por el comercio electrónico, como por la personalización que permite su sistema operativo basado en Android.

Ya veremos si para este año Xiaomi sigue vendiendo a este ritmo y sus móviles se mantienen en precio casi de coste.

 


SEGUROS: ¿Sabías que puedes ahorrar fácilmente hasta 500 euros?